Marta Kostyuk: "Siento que me estoy perdiendo muchas cosas de mi infancia"

La ucraniana vive una vida impropia para alguien de sólo 15 años. Nos reunimos con ella en la Caja Mágica para hablar sobre su increíble momento actual.

Nos entrevistamos con Marta Kostyuk. Foto: Getty
Nos entrevistamos con Marta Kostyuk. Foto: Getty

Tan sólo una hora después de jugar por primera vez en Madrid, Marta Kostyuk nos recibe en la sala de jugadores de la Caja Mágica aún con ropa deportiva y, a pesar de la derrota ante Lara Arruabarrena, con una sonrisa en la cara. Durante lo que dura la entrevista, la ucraniana no dejó de sonreír e incluso bromear y se explica y habla como si no tuviera 15 años y acabara de hacer historia en el torneo siendo la más joven de la historia en disputar el cuadro final de Madrid. Todo le llega muy deprisa pero ella se apoya en su familia y equipo para que nada se escape de control.

Ganaste el segundo set y estuviste cerca. ¿Cómo has vivido esta derrota?

Las condiciones de la pista son diferentes, por la altitud. Tengo que decir que jugué con una tensión equivocada en mi raqueta. Me la encordaron muy fuerte y con una tensión distinta pero creo que aún así, hay cosas que hice bien y mal. Respecto al anterior torneo creo que he mejorado mucho. A veces viene bien perder, no es que algo realmente malo haya ocurrido.

Primera vez en Madrid y juegas en la Central.

Sí, juego al tenis por momentos así, incluso si pierdes. Siempre he soñado con jugar en grandes estadios. Agradezco mucho a la organización del torneo por la invitación y poder jugar en una pista así. Es genial. Siempre veía Madrid por la tele y soñaba con jugar aquí. Me siento muy orgullosa de mí misma de haber podido llegar aquí tan pronto.

Claro, es que tienes... 15 años y...

Diez meses.

¿Sigues estudiando?

Sí. Estudié el año pasado y ahora volveré pronto a Kiev antes de París y desde entonces... seré un pájaro libre (ríe).

¿Qué es lo que más te gusta?

La familia de mi madre son matemáticos, así que diría que las matemáticas. Creo que lo llevo en la sangre.

De hecho, tu madre fue tenista también. Tienes un poco de todo.

Sí, fue ella la que me introdujo en el tenis. Ella trabajaba mucho cuando yo era pequeña y a mí me gustaba lo que hacía. Fue mi inspiración.

La vi hoy durante tu partido. Normalmente, ¿viajas con ella y alguien más?

Con ella y otro entrenador. A veces también vienen mis hermanas.

El tenis es un deporte muy solitario. ¿Te sientes sola a veces o echas de menos tu casa?

La primera vez que dejé mi casa por mucho tiempo fue el año pasado, cuando me fui en septiembre y no volví hasta mediados de diciembre. No estuve en casa durante un tiempo y fue bastante duro, sobre todo mentalmente. En la última semana de entrenamientos me estaba volviendo loca. Fue muy duro.

¿Cuánto hace que no estás en casa?

Desde después de Australia, que estuve en casa durante cinco días. Pero cuando estoy en Kiev no paro. Estoy ocupada desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde y no tengo tiempo realmente para estar en casa que es lo que realmente me gusta. Preferiría estar un mes más en casa. A veces es duro pero te acabas habituando.

¿Sientes que te estás perdiendo cosas de tu infancia?

Sí, muchas cosas. No es algo que pensara antes cuando jugaba en juniors. Pierdes ese tiempo en el que eres realmente feliz y no tienes problemas. Ahora sientes que tienes muchas responsabilidades lo que supone mucha presión.

¿Y cómo haces para manejar todo eso con sólo 15 años?

Es duro pero consigo manejarlo. Antes cuando jugaba juniors estaba bien pero ahora, me siento muy cansada después de jugar y es como... ¡malos pensamientos! Por suerte tengo un buen equipo a mi alrededor y me apoyan siempre y no me asusta todo eso ya que les tengo a ellos para ayudarme con todo, no es que esté yo sola.

Lo importante que es tener a un equipo así a tu edad.

Sí, es un equipo en el que confío y cuando tengo malos momentos no me abandonan pero no deja de ser duro.

Eres alguien capaz de alternar torneos ITF con profesionales WTA y lograr buenos resultados en ambos. ¿Notas mucho los cambios de nivel?

Sí, no tiene nada que ver jugar contra la 120 o contra la 70 u 80 del mundo. La diferencia es muy grande, son como niveles totalmente distintos.

Australia fue el torneo donde todo cambió para ti. Imagino que lo tendrás muy presente todavía.

Sí, pero incluso aunque ése fue memorable para mí no es que lo recuerde absolutamente todo. En el tenis esa sensación de la victoria te dura cinco minutos porque después de ganar ya tienes que prepararte para el siguiente partido. Quizá si hubiera ganado Australia me sentiría de otra forma pero sí, probablemente sea mi mejor recuerdo hasta ahora.

Comentarios recientes