Alex fue más rápido que Nick

Alexander Zverev activó su versión más contundente y voraz para desdibujar al australiano Nick Kyrgios en los octavos de final de Miami.

Alexander Zverev. Foto: getty
Alexander Zverev. Foto: getty

En una nueva oportunidad para vislumbrar a dos de las mayores talentos de su generación, Alexander Zverev se mostró ciertamente superior ante el australiano Nick Kyrgios en los octavos de final del Miami Open. Con un doble 6-4, el alemán puso números a un dominio sin fisuras que se estableció y se cimentó en un ritmo de juego que a priori podría beneficiar al 'aussie' pero que Zverev acogió y utilizó para su propio beneficio. En el ataque más directo y agresivo, el germano alzó sus dos metros para no dejar lugar a las dudas.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Expuesta la idea sobre la que se pudo apreciar la noche, no fue Nick Kyrgios el tipo de competidor que con garantía y sin vacilaciones trabaja la pista y espera su oportunidad. El de Canberra ayudó a acelerarlo todo y a fomentar un encuentro sin apenas intercambios largos, donde los tiros y las ideas más 'impacientes', donde la iniciativa y el golpe frontal llevaran la firma del europeo. Zverev se propuso atacar cada pelota con el cuerpo y las manos hacia delante, queriendo rubricar los mejores números en winners. Y así fue.

Pudo ser la primera manga mucho más corta y sentenciada, pues Sascha caminaba 5-1, sin tiempo casi para que la cita se asentara, cuando un juego al servicio sin demasiada concentración puso a Kyrgios en disposición de acometer una remontada que vio como el australiano veía necesitar la entrada del médico, algo que postergó para el final del set por no molestar ni interrumpir el ritmo del juego. No tuvo mayor continuidad lo sucedido y Alexander cerró con el primer 6-4.

La segunda manga no encontró tampoco una historia diferente ni especialmente relevante. La actitud de Zverev se mantuvo: sus manos iban por delante, junto a sus pies, no esperaban un error, buscaban la línea con reveses cruzados y derechas envueltas y de rápida aceleración para consumir puntos con manotazos durísimos y abanico de direcciones, abriendo mucho la pista y no dando acomodo a Kyrgios. Los primeros cinco juegos del mencionado segundo set fueron los más igualados, en los que Zverev apretó hasta conseguir el break.

Después de un tramo de cierta intranquilidad de Kyrgios por mantener su saque, fue Nick a relajarse precisamente tras perderlo, asumiendo el escenario descrito y negando toda opción de conato de remontada. Zverev abrazó la ventaja para no soltarla y para mandar(se) un mensaje de cara al futuro: si mantiene este nivel de agresividad, puede dominar a quien precise. Está demostrado.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter