Del Potro encuentra la fórmula para vencer al ralentí

El argentino supera sus aparentes problemas físicos y es capaz de sacar adelante un partido que se le puso complicado ante Kohlschreiber.

Juan Martín Del Potro en Indian Wells 2018. Foto: zimbio
Juan Martín Del Potro en Indian Wells 2018. Foto: zimbio

Los gigantes que se ven despojados de su fuerza pueden parecer vulnerables pero no si se llaman Juan Martín Del Potro. El argentino saltó a pista con un semblante y actitud que a cualquiera le hubiera condenado a la derrota pero él tiene armas suficientes como para sobreponerse a un estado físico y de ánimo aparentemente incompatible con el triunfo. Cabizbajo, parsimonioso e incluso apático se mostró la torre de Tandil, que parecía agrietarse poco a poco antes de su desplome definitivo.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Pero no. Los grandes tienen la virtud de saber ganar partidos jugando mal y en los que nadie en su sano juicio apostaría por ellos. Del Potro está en las semifinales del Masters 1000 Indian Wells 2018 gracias a un ejercicio de supervivencia pocas veces visto, ante todo un veterano curtido en mil batallas como Philipp Kohlschreiber que acabó perdiendo por 6-3 3-6 6-4 y sumido en un mar de incomprensión al ver cómo su rival se hacía fuerte entre suspiros de hastío.

Embed from Getty Images

El viento quiso volver a tener protagonismo en un partido que solo se puede calificar como raro, y todas sus variantes de sinónimos. Y es que el aficionado se esforzaba por reconocer al argentino en ese hombre alto, desgarbado y aparentemente hundido que golpeaba a la pelota con aparente desgana pero sorprendente eficacia. Kohlschreiber se afanó en buscar cambios de ritmo y altura durante un primer set en el que siempre pareció llevar la manija y mostrar cierta timidez para acabar con la resistencia tandilense.

Consiguió ponerse con ventaja en el marcador pero lo hizo con sigilo, casi con más miedo que vergüenza, como preveyendo la reacción que vendría después. Del Potro se fue lamiendo las heridas y aceptando que iba a ser un día duro en la oficina. Empezó a moverse mejor, a encontrar buenas variantes con su revés cortado y haciendo daño con un paralelo que cada vez le sale más natural.

Embed from Getty Images

La segunda manga se decantó de su lado por pequeños detalles; buenas aceleraciones con la derecha y adecuada lectura del juego hicieron caer cual castillo de naipes la aparente superioridad de un Kohlschreiber que encontró en las dejadas un buen argumento para incomodar en el tercer parcial. Pero ese terreno ya no se puede frenar a las leyendas, y Juan Martín Del Potro es una de ellas. Resolvió el partido casi con pereza y firmó un pase a semifinales que es tan meritorio como poco prometedor viendo sus sensaciones. Sin embargo, cuanto menos se espera de una estrella con más fuerza puede brillar. Su siguiente rival será Milos Raonic.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter