Dimitrov reacciona a tiempo y accede a la final

El búlgaro Grigor Dimitrov consiguió vencer al estadounidense Jack Sock por 4-6, 6-0 y 6-3 en las semifinales de la Nitto ATP Finals.

La derrota de un favorito siempre tiene efectos colaterales, y la de Roger Federer no podía ser menos. El sexto cabeza de serie del torneo, Grigor Dimitrov, se frotaría las manos al ver perder al maestro suizo, y percibir que está ante una manifiesta oportunidad de poder ganar su primera Nitto ATP Finals. Grigor está con muy buenas sensaciones, y está a tan sólo un paso de poder hacer historia en el O2 Arena de Londres.

Puede resarcirse aquí aprovechando un cuadro realmente abierto. Pero no por la ausencia de los grandes favoritos, el camino iba a ser fácil. Así se lo demostró Jack Sock, cuajando un excelso partido que obligó a Dimitrov a ponerse el mono de trabajo y remontar un resultado que estaba siendo adverso. Lo hizo sin reparos, y obtuvo una victoria que le puede marcar para el devenir de su carrera deportiva. Y es que el búlgaro comenzó el año de manera inmejorable, y lo terminará con mejores sensaciones.

Salió muy enchufado Dimitrov al partido, sabiéndose superior al norteamericano. Es un error en el que incurrió en muchas ocasiones en estos últimos años, pero que no se le estaba viendo en este 2017. Cuando vas 3-0 arriba, no puedes relajarte de la manera que lo hizo el jugador búlgaro. Sock aprovechó la displicencia de Grigor para endurecer el partido, y logró dos breaks de manera consecutivas, ya no sólo para empatar el encuentro, sino para situarse por encima contra todo pronóstico. Primera manga para un Sock que ostenta un gran potencial, pero que suele acabar diluyéndose con el paso de los partidos.

[getty:875908722]

Dimitrov era consciente de ello y se armó de paciencia. Cambió de alturas, efectos, velocidades y subió su porcentaje de primeros servicios para inquietar a Jack, que vivió un segundo set bastante malo. Y es que Grigor comenzó a acumular break tras break, para acabar llevándose el gato al agua en algo menos de 20 minutos de juego. 6-0 y nuevamente igualdad a sets, entre gritos de garra y coraje que ponían de manifiesto lo importante que era el llevarse este segundo parcial con una gran facilidad.

Ya en el set definitivo, volvió la máxima igualdad. Hasta en cinco ocasiones se pudo romper el saque, de las cuales Dimitrov tan sólo aprovechó una de las dos que dispuso, mientras que Sock no pudo aprovechar las tres que tuvo. El partido pudo decantarse de un lado u otro, pero la mayor experiencia de Grigor en los momentos cumbre, hizo que rindiera mejor y tomara la batuta del encuentro. 6-3 en la tercera manga para firmar una victoria sufrida, que puede darle mucha moral de cara a la final de mañana. David Goffin no será un rival sencillo, pero si el de Haskovo sale a jugar con el nivel mostrado esta semana, tendrá prácticamente medio hecho el título final.

Comentarios recientes