Campanazo de Shapovalov ante un errático Nadal

Denis Shapovalov protagonizó la gran sorpresa de la jornada, al eliminar a Rafael Nadal por 3-6, 6-4 y 7-6 (4), en un partido no apto para cardíacos.

Denis Shapovalov en Montreal. Foto: Getty Images
Denis Shapovalov en Montreal. Foto: Getty Images

Se acabó la travesía de Rafael Nadal en tierras canadienses, tras caer en el día de hoy ante el local Denis Shapovalov por 3-6, 6-4 y 7-6 (4), en uno de los partidos del año, donde lo tuvo prácticamente todo, y dónde cualquiera de los dos tenistas podía llevarse la victoria.

Al igual que en el día de ayer ante Coric, Rafa Nadal comenzó el partido llevando la iniciativa, consiguiendo muchos winners y provocando el fallo de su rival. El tenista canadiense que actualmente ocupa el puesto 143 del ránking ATP, no había encontrado aún la manera adecuada de jugar a Rafa desde el fondo de la pista, donde el jugador mallorquín se encontraba muy cómodo. Un Shapovalov jugando a fogonazos, incapaz de desarrollar un juego regular, al contrario que en los días anteriores, aguantaba sobre la pista como podía, evitando que Nadal se marchase del marcador a las primeras de cambio, pero nada pudo hacer en el sexto juego, donde Nadal quebró el saque de su rival en blanco y abriendo brecha en el electrónico.

Embed from Getty Images

La ventaja de Nadal se mantuvo en el marcador durante toda la primera manga, gracias en su totalidad al poco acierto que tenía al resto Shapovalov, que veía como el español llegaba rápidamente hasta el 5-3 con comodidad, para disponer de su servicio para cerrar el primer set del encuentro, el cual después de 36 minutos subía al marcador del cabeza de serie número dos del torneo, por un disputado 6-3, marcando el camino a unos nuevos cuartos de final, teniendo tan sólo que hacerse con un set más.

Denis Shapovalov miraba y hablaba con su palco mostrando la incapacidad de poner en aprietos al mejor tenista español de todos los tiempos. Al comenzar el segundo set, el tenista canadiense decidió cambiar de estrategia. No quería peloteos largos, sino todo al contrario. Sacaba y voleaba o se jugaba golpes ganadores que acababan en forma de winners. Este juego favorecía menos a Nadal y poco a poco, Shapovalov parecía dar con la tecla que podía poner en aprietos a Rafa. El joven talento canadiense consiguió el ansiado break en el cuarto juego, poniéndose 1-4 en el marcador. Lejos de venirse abajo, Nadal sacó a relucir esa fortaleza mental que le ha hecho llevarle a la gloria en este deporte, consiguiendo quebrar rápidamente el servicio de Shapovalov e igualar el partido 4-4. Pero incomprensiblemente, el ídolo local volvió a romper el servicio de su rival y conseguía de esta manera cerrar el segundo parcial por 6-4 y llevar el partido al tercer set.

Embed from Getty Images

La gente aplaudía. Quería más espectáculo. Los dos jugadores estaban aumentando el nivel. En el tercer parcial se vivieron los momentos más emocionantes del partido. Shapovalov tenía claro que la táctica a seguir tenía que ser la misma que le llevó al éxito en el segundo parcial, mientras que Rafa tenía que cambiar diversos aspectos en su juego. Dicho esto, ambos tenistas comenzaban el set consiguiendo sacar adelante sus respectivos saques, aunque con mucha dificultad, mascándose la tragedía en cada juego, ya que una rotura podría ser definitiva para el devenir del encuentro. El encuentro se iba a decidir en el tie-break. Allí Rafa comenzaría mejor, poniéndose 3-0 arriba, pero el resurgir de Shapovalov apareció una vez más para darle la vuelta al desempate y llevarse el partido.

Mañana en cuartos de final, Denis Shapovalov se medirá al francés Adrian Mannarino, que en el día de hoy se deshizo de manera fácil y cómoda al coreano Hyeon Chung por un doble 6-3.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter