Murray destrona a Wawrinka para llegar a la final

El británico accede por vez primera al último partido de Roland Garros tras superar claramente al suizo por 6-4, 6-2, 4-6 y 6-2.

Andy Murray al fin consigue colarse en su primera final de Roland Garros y hacer así finales en los cuatro Grand Slams. Ha derrotado con bastante más facilidad de la esperada al vigente campeón, Stan Wawrinka, por 6-4, 6-2, 4-6 y 6-2 en 2 horas y 58 minutos. El escocés supo apaciguar el tenis agresivo y poderoso del suizo, muy apático casi desde el comienzo del choque y demasiado trabado en su tenis, brillante por momentos, muy gris y fallón en general. Vuelve un británico de esta manera a la final del Grand Slam de la tierra batida 79 años después.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

De nuevo un día gris en París para presenciar un auténtico partidazo con la final de Roland Garros en juego. Wawrinka venía de ganar los últimos tres duelos ante Murray, además, sin ceder un solo set. El campeón defensor del torneo salió decidido a continuar con su defensa del trono parisino. Dominando con gran potencia desde el fondo los intercambios, encontrando 'winners' con facilidad, haciendo lo que quería con el británico, absolutamente al amparo de la raqueta suiza. Un primer juego excepcional de Wawrinka en blanco venía acompañado de un siguiente 'game' en el que dispondría de opción de rotura. Murray se veía desbordado continuamente, solo le salvaba el saque y ciertas jugadas de habilidad en la red. Así se escapó de la rotura.

Lo increíble vino a continuación. Tras el 1-1 y el fulgurante arranque de Stan, el partido tornó hacia al escocés. Wawrinka comenzó a liarse con errores no forzados y Murray que siempre está ahí paciente esperando, los aceptó de buen grado rompiendo el saque del suizo. Cogió desde entonces carrerilla y soltaría ya la ventaja en el primer set. Ganando juegos incluso cómodo al saque, siendo más agresivo y forzando el error de Wawrinka, que venía solo en muchas ocasiones. Pudo hacer Murray el segundo break, pero Wawrinka espabiló y volvió a mostrar destellos de grandísimo nivel para seguir ahí. Sacando con 5-4 para set, el suizo tuvo hasta tres oportunidades de reengancharse. Ninguna aprovechó. Buenos saques de Andy y finalmente el set inicial caía de su lado por 6-4. Cortaba una racha de 6 seguidos de 'Stanimal'.

El guion en el segundo set se esperaba diametralmente distinto al que realmente fue. Se esperaba a un Wawrinka con energías renovadas, que volviera al nivel del arranque del partido y no se despistara. Nada de eso sucedió. El de Lausana siguió en la misma línea, apático, sin fe, jugando a golpes sueltos y dejándose zarandear por Murray. Por su parte, el escocés no bajaba la guardia y mantenía una alta concentración. Rápidamente se marchaba en el marcador con 2-1 y saque. Esta vez, si que haría el segundo break que no convirtió en el primer set. Wawrinka dejaba caer la raqueta al suelo ante los reveses largos y planos de Murray y sus agresivos restos. Si la primera manga la ganaba el escocés en 53 minutos, esta segunda la iba a materializar en tan solo 29. Dos sets a cero para Murray (6-4, 6-2).

No volvió a ocurrir lo mismo de los dos primeros sets en el tercero. Murray no se escapó en el marcador y el partido ganó emoción. El que sobre todo ganó fue Wawrinka, animándose constantemente. Sus juegos de saque los iba sacando, alguno con ciertos problemas, encarando 0-30. Otros complicándosele después de 30-0. Pero seguía por delante. Murray ganaba los suyos con demasiada facilidad, bastándose con buenos saques y siendo regular desde el fondo. El momento clave llegó con el 5-4. Wawrinka vio su oportunidad tras un primer error de Murray y siendo agresivo encontró su opción de forzar el cuarto set. Una gran defensa por su parte a un remate de Murray y el posterior error del británico, daban vida a Wawrinka y le metían en el partido ante el ánimo multitudinario del público de la Chatrier, 6-4 para el suizo, que rompía a la quinta y por primera vez el saque del escocés.

La cuarta manga prometía mucho, con un Wawrinka renacido, con nuevos aires e insuflado de una gran moral tras ganar el tercer set. Pero el mazazo llegó demasiado temprano. Primer juego de la manga y Murray enfriaba al suizo y al respetable de la central con un break que ya no soltaría. Wawrinka volvía a verse sumido en las sombras, con un tenis irregular y deprimido. El escocés mostraba su entereza mental, la que le ha llevado hasta estas cotas a pesar de las enormes adversidades que ha tenido que enfrentar. Golpes de magia los de Andy, globos, dejadas con retroceso, se gustaba por momentos.

El suizo resistía como podía, cuando su raqueta extrañamente se iluminaba, encendiendo los ánimos del público. Vano espejismo. Murray pudo haber abierto más brecha antes pero finalmente cerraría con un 6-2 incuestionable, demostrando una clara superioridad psicológica sobre un Wawrinka al que le pesó demasiado la responsabilidad de ser realmente él, el favorito a la victoria y a repetir final en París. Después de casi tres horas de choque, Andy Murray salió victorioso y será el que luche contra Novak Djokovic por el título final en París. Además, se convierte en el primer británico en la final desde 1937.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter