Borna Coric y jugar con dolor

A pesar de conquistar el mayor título de su carrera en Cincinnati, el croata ha desvelado que aún siente cierto dolor en su maltrecho hombro al salir a la pista.

Borna Coric. Fuente: Getty
Borna Coric. Fuente: Getty

La historia de Borna Coric está llena de grandes momentos, pero también de muchos obstáculos que han hecho de su camino uno ciertamente turbulento. Ya hablamos en repetidas ocasiones de los inicios de lo que parecía ser un niño prodigio, alguien que se codeó desde muy temprano con los mejores, pero que vivió también un cierto estancamiento en su tenis conforme se acercaba a las posiciones de privilegio. A sus 25 años, cualquiera podría pensar que Coric está en el momento ideal de su trayectoria: ha vivido más que muchos jugadores de mayor edad, ha sabido asimilar los sinsabores de este deporte, y también ha alcanzado una madurez mental propia de un tipo muy sereno.

Todo ello pareció juntarse hace apenas un par de meses. Borna conquistaba el ATP Cincinnati 2022, el mayor título de su carrera, en un momento de su vuelta a las canchas que parecía aún bastante prematuro. Tras pasar por el quirófano y retrasar su regreso a las pistas en repetidas ocasiones, todos los factores se mezclaron e hicieron posible una de las grandes sorpresas del año, ver al balcánico proclamarse campeón de todo un Masters 1000. La resaca de un título así nunca es fácil, y Coric cayó de forma temprana en el US Open 2022, pero no parecía una derrota alarmante. Al fin y al cabo Borna ya había alcanzado en la gira norteamericana mucho más de lo que cualquiera podría imaginar. Lo que quizás no vemos, como una nube negra que en ocasiones cubre un paisaje soleado, es que Borna aún convive con el dolor.

Así lo ha confesado en declaraciones recogidas por la ATP tras su debut en el ATP Tokio 2022, donde derrotó a Thanasi Kokkinakis para avanzar a cuartos de final. A pesar de descartar cierta gravedad en sus molestias, Borna admite que las dificultades siguen ahí. "Me siento bien. Puedo jugar al tenis y hacer entrenamientos extra, mucho más que antes de la operación. Eso sí, todavía siento un poco de dolor en algunas ocasiones, y eso es algo con lo que tengo que lidiar, pero puedo jugar. A veces creo que sentir un poco de dolor está bien. Ya no soy tan joven, así que debo estar preparado para sentir estas molestias de vez en cuando: si este es el peaje que tengo que pagar, estoy contento con ello".

UMBRAL DEL DOLOR EN UN DEPORTISTA

Son declaraciones que desde luego dan lugar a la reflexión. ¿Dónde debe establecer un deportista de élite su límite en cuanto a sus capacidades físicas? ¿Existen umbrales diferentes del dolor, o es que prácticamente cada gran tenista ha de convivir con estas molestias de manera diaria? El balcánico hace referencia a su edad, pero lo cierto es que a sus 25 años, en una época histórica en la que vemos a grandes jugadores alargar sus carreras más allá de sus 35 años, sí que podría considerarse un tenista joven. Siempre nos hemos hecho esta pregunta cuando vemos a los Nadal, Djokovic o incluso Federer (recuerden lo vivido en 2021) mostrando ciertas lesiones, pero esta afirmación puede dejar cierto halo de preocupación en un jugador en la época central de su carrera. Asusta pensar en lo que puede llegar a ser el futuro de un Coric que, después de una operación y un largo periodo de rehabilitación, aún siente dolor en el hombro de forma intermitente. ¿Desaparecerá con el tiempo? Solo lo podremos comprobar en el futuro.

Comentarios recientes