Barty coloca el segundo Grand Slam en su vitrina

La autraliana logró vencer, no sin sufrimiento, a Pliskova en tres sufridos sets en un partido que fue de menos a más en cuanto a nivel.

Barty coloca el segundo Grand Slam en su vitrina
Barty coloca el segundo Grand Slam en su vitrina

Se enfrentaban las dos tenistas que mejor juego habían mostrado durante Wimbledon 2021 en la gran final: Ashleigh Barty y Karolina Pliskova. Antes de este enfrentamiento, se habían visto las caras en siete ocasiones, con un balance de 5-2 a favor de la australiana, lo que provocaba que el favoritismo fuera para ella en esta final. Finalmente, demostró por qué es la número uno del mundo y se llevó la final en tres sets (6-3, 6-7 y 6-3) para levantar el segundo Grand Slam de su carrera.

Primer set

Barty empezó en modo apisonadora, moviendo a su gusto a Pliskova y sin cederle ni un solo punto hasta el cuarto juego del partido. La número uno del mundo se llegó a colocar con dos breaks de ventaja (*4-0) sobre la checa, que empezó siendo un mar de dudas absoluto. Fue en ese punto donde Pliskova empezó a soltar algo más el brazo, y lograría romper el saque de Barty en blanco.

Pero de poco serviría esa reacción, porque a continuación volvería a verse quebrada por Barty, que se ponía 5-1 y sacaba para llevarse el primer set de manera muy cómoda. Pero, de nuevo, Pliskova lograría recortar distancia y hacer otro break que suponía el 5-2 en el marcador. A medida que avanzaba el set, Pliskova mostraría una versión mejorada, y Barty volvería a tener la oportunidad para adjudicarse el parcial con su servicio. Esta vez no la desaprovecharía para poner el 6-3.

Segundo set

Pliskova confirmó la mejoría mostrada en el tramo final del primer set, colocando el 1-0 en el segundo. Pero Barty seguía a lo suyo, con un rostro de concentración absoluta y decidida a llevarse esta final. De hecho, en el siguiente turno de servicio de la checa, Barty olería la sangre para volver a quebrar y encarrilar aún más la final a su favor (*2-1). Pero Pliskova no se rendía, unos cuantos juegos más tarde conseguía recuperar el quiebre para igualar el segundo parcial (3-3). Aquí llegaría un momento que todavía no se había dado en el partido: Pliskova se ponía por delante por primera vez.

El partido iba aumentando de nivel a medida que avanzaba, y en ese punto Barty hizo su mejor juego de servicio, con tres tiros a las líneas y un saque ganador para igualar a 4. La final se encontraba en su punto más interesante. Cuando mejor parecía estar Pliskova, cedió el break para el 6-5 y saque para la australiana, en un juego donde la checa se encontraba 40-0, y finalmente lo dejó escapar. Barty sacaba para coronarse con su segundo Grand Slam. Pero debía esperar. Un mal juego de servicio forzaba el quiebre y el tie break en el segundo parcial. En el desempate, Pliskova sacaría su mejor versión para llevárselo, y que la final se alargara hasta un definitivo parcial.

Tercer set

El partido estaba siendo una auténtica montaña de emociones. Esta vez le tocaba a Barty empezar rompiendo, y lograría confirmar esa ventaja para colocarse 3-0. A partir de ahí, la que sacaba iba a tomar las riendas, y así se fueron sucediendo varios juegos en los que se imponía la sacadora. Barty volvía a tener la oportunidad de cerrar el partido y, con él, el campeonato, con su saque (*5-3). Esta vez, la número uno del mundo no dejaría escapar esa opción y levantó el segundo Grand Slam de su carrera.

Comentarios recientes