WTA 1000 Roma 2021. Análisis de la final Karolina Pliskova vs Iga Swiatek

Desvelamos todas las claves que pueden marcar el desenlace del WTA 1000 Roma 2021, con Pliskova y Swiatek luchando por el título en el Foro Itálico.

Karolina Pliskova e Iga Swiatek, análisis final WTA 1000 Roma 2021. Foto: gettyimages
Karolina Pliskova e Iga Swiatek, análisis final WTA 1000 Roma 2021. Foto: gettyimages

Llegó la hora de la verdad, esa en la que es preciso poner la guinda a una semana esplendorosa. El WTA 1000 Roma 2021 solo puede tener una campeona y por muchos méritos que hayan hecho a lo largo de estos días tanto Karolina Pliskova como Iga Swiatek, es ineludible una batalla definitiva que puede suponer un punto de inflexión en el tenis femenino. Y es que con este duelo entre checa y polaca se miden dos maneras de entender este deporte, pero también dos generaciones y trayectorias distintas. El espectáculo está asegurdo en el Foro Itálico con un partido repleto de matices que pueden decantar la balanza de un lado u otro.

Karolina Pliskova, enésimo reenganche a la élite con un objetivo claro

Ha sido número 1 del mundo, ostenta en su palmarés dos títulos de WTA 1000 y lleva muchos años afincada en la élite, pero la espinita de no haber ganado un Grand Slam está muy clavada en la checa. A sus 29 años. había señales preocupantes acerca de sus opciones de futuro, con unos meses de profunda crisis de juego y resultados, y viendo cómo una nueva hornada de jugadoras le ganaba terreno. Sin embargo, ha reaccionado en la tierra batida romana, con victorias cómodas ante Anastasija Sevastova y Vera Zvonareva, subiendo sufrir lo indecible contra Jelena Ostapenko e imponiendo su autoridad y experiencia contra Petra Martic. Acarrea cierta desconfianza con su servicio, pero está jugando con tremenda agresividad y acierto de fondo de pista, siendo una tenista difícilmente parable cuando eso ocurre.

Iga Swiatek, la variedad y el talento al servicio del espectáculo

Pocas tenistas hay en el mundo tan completas y vistosas como la polaca. Su movilidad es simplemente asombrosa, sabe cambiar ritmos y alturas con una facilidad tremenda y acelera la pelota desde cualquier posición. Es una de esas tenistas que lleva este deporte en la sangre, que el juego le sale natural, disfrutando y haciendo disfrutar. Ganó con solvencia a Alison Riske (por retirada de la estadounidense) y a Madison Keys, y tuvo su gran prueba de fuego ante Barbora Krejcikova, contra quien llegó a salvar dos bolas de partido. Elina Svitolina y Cori Gauff acabaron rendidas ante la solidez de la vigente campeona de Roland Garros, que busca sumar su primer título WTA 1000 y acceder al top-10 por primera vez en su carrera.

Claves del partido y cara a cara

La superficie y las condiciones climáticas del lugar favorecen sobremanera el juego de una Iga Swiatek tremendamente cómoda y con muchas armas para impedir que Karolina Pliskova adquiera la iniciativa. Es ahí donde la checa puede hacer daño, si es capaz de moverse todo lo rápido que necesita para jugar dentro de pista e imponer su autoridad, acortando los puntos lo más posible. La polaca puede hacer de todo en la cancha, y tendrá que estar muy atenta al resto para impedir que Pliskova sume confianza. Nunca se han enfrentado entre sí.

Comentarios recientes