Kim Clijsters y un Us Open especial: "Esto lo hago por mí"

Después de que la pandemia truncase su vuelta al tenis, la belga vuelve a Nueva York, un lugar que le dio la gloria, llena de competitividad y energía

Carlos Navarro | 19 Aug 2020 | 15.20
facebook twitter whatsapp Comentarios
Kim Clijsters durante el torneo World Team Tennis. Fuente: Getty
Kim Clijsters durante el torneo World Team Tennis. Fuente: Getty

Hablar de Kim Clijsters es hablar de toda una eminencia en el circuito femenino. Es hablar de alguien que ha alcanzado las mayores cotas imaginables en el deporte que ama. Es hablar de alguien que volvió por puro amor al tenis, que fue madre y lo compaginó con la actividad deportiva y que ahora tenía la intención de hacer el más difícil todavía: volver a las pistas a la edad de 37 años. Ser competitiva con niños de 12, 6 y 3 años alrededor; dedicarse en cuerpo y alma al deporte que la catapultó a un estatus de estrella.

Su vuelta a las canchas quedó totalmente interrumpida por la pandemia del coronavirus. Tras rodarse en un par de torneos y mostrar que el talento sigue estando ahí, Clijsters no pudo coger vuelo. Antes de Indian Wells el circuito WTA cerró sus puertas... hasta hoy. La competición vuelve en la burbuja de Nueva York. Kim vuelve 'al lugar del crimen', al sitio en el que conquistó su primer Grand Slam después de su primera retirada. Su segundo Us Open en su tercer torneo después de estar dos años fuera de la competición.

Como si de un dejavu se tratase, la belga vuelve prácticamente donde lo dejó. Pero las circunstancias esta vez son diferentes: Kim se ha preparado a conciencia durante este periodo de incertidumbre, incluso disputando la exhibición del World Team Tennis. Allí ganó nada más y nada menos que a la vigente campeona del Open de Australia, Sofia Kenin.

"Cuando llegó el torneo de Indian Wells, empezaba a pegarle a la bola muy bien, sentía que estaba alcanzando el punto álgido de mi tenis. Pensaba que este era el nivel que quería tener y tenía muchas ganas de jugar allí. Obviamente eso no fue lo que ocurrió, y mucha gente me empezó a preguntar si con la pandemia me iba a retirar de nuevo. A mí no me importaba estar en casa con mis hijos y entrenar en casa. Estoy incluso sorprendida de lo bien que he mantenido el foco y lo comprometida que he estado con el tenis", reveló Kim a ESPN acerca de su trabajo en estos últimos meses.

Ahora Clijsters afronta los torneos de Cincinnati y Us Open con una energía renovada, agradecida por las invitaciones y con muchas ganas de volver a competir. "Tengo muchas ganas de estar en Nueva York y jugar. He jugado muchísimos sets durante el WTT y me siento muy bien; está claro que un torneo oficial es el siguiente paso para mí. Será algo extraño jugar sin aficionados, ya que yo siempre he disfrutado de una grada eléctrica, sobre todo de los partidos nocturnos en el Us Open donde hay una energía diferente. Aún así, serán partidos de tenis y tendrás a gente apoyándote".

Llegados a este punto, lo que uno puede preguntarse es... ¿por qué el sacrificio de seguir adelante con esta vuelta a los 37 años y tras pasar una pandemia? Kim lo responde y lo deja muy claro: "No lo hago de cara al público; esta vuelta la hago por mí. Tengo una motivación dentro de mí, una necesidad de llegar donde quiero estar. Siento que aún puedo jugar muy bien al tenis, y eso me dio el empujón para ir a por ello. Si yo no sintiese eso o no tuviese confianza en que puedo jugar bien, no estaría haciendo nada de esto. Pero es que sé que aún tengo mucho tenis en mí".

Toca demostrarlo.