El coronavirus desluce la gira de despedida de los Bryan

El punto y final a la carrera de los hermanos Bryan era uno de los grandes atractivos de una temporada cada vez más en entredicho.

Mike Bryan y Bob Bryan. Foto: gettyimages
Mike Bryan y Bob Bryan. Foto: gettyimages

La mejor pareja de dobles de la historia merecería una despedida inolvidable, una gira en la que pudieran despedirse de cada lugar en el que alcanzaron la gloria. No podrá ser así en el caso de Mike Bryan y Bob Bryan. Estos fenómenos de la raqueta que elevaron la modalidad de dobles a un estatus superior y la dotaron de atención mediática especial, ven cómo su último año como profesionales se ha torcido debido al coronavirus. Venían de ser campeones en Delray Beach y darse un homenaje con su retorno triunfal a la Copa Davis, pero ahora comprueban cómo es muy probable que no se puedan despedir de dos eventos donde vivieron momentos inolvidables, como fueron Indian Wells y Miami, y cómo el resto de la temporada está en entredicho.

Ganadores de 124 títulos juntos, campeones de los cuatro Grand Slam, de la Copa Davis (2007), las ATP Finals, oro olímpico (Londres 2012) y eternos números 1 del mundo, los gemelos estadounidenses han asombrado al mundo durante dos decenios con su compenetración única. Se quedó en el tintero para ellos el mayúsculo desafío de encadenar cuatro títulos de Grand Slam consecutivos en la misma temporada, pero su amor por el tenis es mejor legado que cualquier título. Su implicación se hizo latente cuando consiguieron bloquear una norma de la ATP que exigía a los jugadores de dobles tener ranking individual, lo que eliminaba la figura de especialista en la modalidad por parejas.

"Esa es una de las cosas de las que nos sentimos más orgullosos. Pudimos ayudar a cambiar el rumbo del dobles. Nunca nos hemos sentido más realizados que en ese momento ya que los títulos creo que no los valoraremos hasta que terminemos definitivamente. Siempre hemos tenido otro desafío después de ganar algo por lo que no caimos en la autocomplacencia", comentan en Tennis.com. Una grave lesión en la cadera de Bob estuvo a punto de echar al traste sus planes de terminar juntos. "Estamos felices de poder despedirnos formando pareja y siendo competitivos. Jamás nos planteamos cambiar de pareja y nunca sentimos que uno estaba por encima del otro", asevera Mike.

La gran celebración está programada para el US Open, torneo que ganaron en seis ocasiones y en el que se despedirán de todos los aficionados. El coronavirus está alterando sobremanera el calendario y podría privar a Roland Garros y/o Wimbledon de disfrutar del "último baile" de esta inmejorable dupla. Sería una gran injustificia y un perjuicio para el tenis realmente notable si así ocurriera ya que las leyendas deben poder despedirse como merecen. Mike Bryan y Bob Bryan siguen entrenándose y afinando su puesto a punto para los últimos torneos juntos. De momento, nadie sabe cuándo podrán regresar a las pistas para hacer lo que mejor saben hacer.

Comentarios recientes