Wimbledon estudiará implantar el coaching

El torneo de Wimbledon estudiará la posibilidad de permitir el coaching en el futuro según ha añadido su presidente a la BBC en el día de hoy.

Wimbledon. Foto: Getty Images
Wimbledon. Foto: Getty Images

El presidente del All England Club, Philip Brook ha declarado en la BBC que se muestra partidario de mantener una reunión con los responsables de Wimbledon sobre la posible introducción del 'coaching' en el tercer Grand Slam del año, aunque no sabemos si sería para el circuito femenino o también para el masculino.

Esta reacción aparece tras lo acontecido en la final del US Open 2018 con Serena Williams, cuando el juez de silla Carlos Ramos acusó a la norteamericana de recibir instrucciones de su entrenador Patrick Mouratoglou durante la final ante la japonesa Naomi Osaka, algo que no está permitido en los Grand Slams femeninos. Recordemos que el coaching está totalmente prohibido en el circuito masculino, mientras que en el femenino está permitido en todos los torneos con la excepción de los Grand Slams.

Philip Brook confesó que estaría bien poder unificar este método en todos los torneos: "La situación es muy confusa para todo el mundo. Wimbledon y el resto de torneos piensan que ha llegado el momento para una conversación adulta sobre hacia a dónde va el deporte. Queremos que las personas que están a favor del 'coaching' nos cuenten por qué es una buena idea. Podríamos llegar a un acuerdo para que en un futuro no muy lejano podamos implantarlo".

Cuando el árbitro entendió que Serena Williams había cometido 'coaching', algo que reconoció su entrenador, Patrick Mouratoglou, después de la final, la estadounidense recibió una penalización. Dos penalizaciones significan la pérdida de un punto, tres, la de un juego, y a la cuarta se produce la descalificación del jugador. Serena en un mismo momento recibió tres: coaching, rotura de una de sus raquetas e insultar gravemente al juez de silla. Si hubiese recibido un warning más podría haber quedado descalificada en la final, algo que hubiese sido totalmente insólito en la Era Open.

La posibilidad de que Wimbledon cambie sus reglas de ninguna manera es una certeza. El torneo londinense tiene una amplia reputación de ser tradicional. Lo que significa que cualquier cambio potencial es objeto de un intenso escrutinio. A principios de este año, el comité de The All England Club dijo que buscarían utilizar un quinto set con tiebreak por primera vez, a causa de los partidos maradonianos que hemos visto en estos últimos años: "Puede que la gente diga 'hay que votar a favor del coaching, es bueno para el deporte'. Entonces diremos que no, pero si el resto del deporte se posiciona a favor y dan buenas razones, quizás Wimbledon tenga que adaptarse", puntualizó Brook.

Comentarios recientes