Jason Kubler, la milagrosa resurrección de un talento frenado por una rodilla

Tras cinco operaciones de rodilla y años jugando solo en tierra batida el australiano ha ganado un Challenger y está entre los 250 mejores.

La vida siempre da segundas oportunidades y si se trabaja con honradez, humildad e incansablemente lo lógico es que las cosas salgan bien. Jason Kubler encarna una de esas historias que emocionan a todo ser humano; una historia de un hombre llamado a la gloria que se topó con el infierno y que fue capaz de rearmarse para seguir disfrutando con aquello que más le divierte. Muchos otros habrían tirado la toalla y se hubieran buscado otros caminos en la vida, pero Jason siempre perseveró y ahora recoge sus frutos.

Las miradas de los ávidos aficionados australianas se centraron en Jason cuando se erigió dominador del circuito junior, llegando a ser mejor jugador del mundo en esta categoría. En 2014 llegó a estar entre los 150 mejores del planeta y su tenis polivalente y aguerrido le presagiaba un gran futuro. Todo se frustró en 2015, precisamente el año en el que parecía destinado a dar el salto definitivo a torneos ATP. Kubler entró en una espiral de lesiones terrible que le obligó a pasar por el quirófano hasta en cinco ocasiones para reconstruir su rodilla izquierda.

[getty:474094788]

Se llegó a temer por su continuidad en el tenis, tanto que se le recomendó a nivel médico que no jugara nunca más en pista dura. Kubler acató la decisión pero internamente era consciente de sus posibilidades. Decidió disfrutar de lo que podía e invirtió en viajar por medio mundo y hacerse un habitual de los torneos ITF disputados en España, Italia y Estados Unidos. Sus prestaciones en 2017 fueron prometedoras y en el tramo final decidió asumir riesgos: jugar en pista dura.

El resultado no pudo ser mejor ya que se proclamó campeón del torneo Challenger Traralgon procediendo de la fase previa. Esta temporada lo ha vuelto a hacer, alzándose con el título en el Challenger de Playford. "Me estoy divirtiendo mucho en estos últimos meses. Me habían dicho que no jugara en pista dura y ahora estoy rindiendo a buen nivel, me encuentro genial y voy a jugar el Open de Australia 2018", asevera en Adelaidenow este joven de 24 años que ha recibido una invitación para ello.

[getty:117557746]

Esta semana ha sido capaz de ganar a Andrew Whittington, Uladzimir Ignatik, Álex Bolt, Reilly Opelka y Brayden Schnur; todos ellos ocupaban mejor posición en el ranking ATP que él pero Kubler no se ha dejado ni un solo en su camino al título. Espoleado por un público encantado con esta épica historia, Jason Kubler promete emociones fuertes para los próximos meses. Ya es el número 242 de la clasificación mundial y llegará repleto de moral al primer Grand Slam del año.

Comentarios recientes