La exitosa unión Serena Williams-Patrick Mouratoglou

Serena Williams y Patrick Mouratoglou acumulan tres años de éxitos. Nunca consiguió Williams tanto como al lado del técnico francés

Serena Williams está realizando la que a la postre podría considerarse la mejor temporada de su carrera y una de las mejores que nunca ha visto el tenis femenino. La estadounidense, desde 2012, es la indiscutible reina del circuito. Una fecha que va ligada a su alianza profesional con el francés Patrick Mouratoglou. He aquí un repaso de las impresionantes cifras que la número 1 ha cosechado desde que decidió contratar al galo.

"Él es un gran entrenador. Yo soy una gran estudiante. Nos exigimos el uno al otro". Con esa frase mostraba Williams la fructífera relación que mantienen desde que en junio de 2012 comenzaran a trabajar. Para ambos, una vez Serena había alcanzado 13 títulos de Grans Slam, tener la creencia de no conformarse y seguir reinventándose era tanto posible como casi obligado. Serena quería y podía ser una mejor jugadora, tanto mental como competitivamente.

El reto de ganar los cuatro grandes en una misma temporada es hoy posible, así como seguir prolongando con éxito y sin descanso su número de semanas consecutivas en la cima del ranking. Tres años después, Williams ha completado los años más fertiles de su trayectoria, acechando un record por el que lucha públicamente: superar los 22 títulos de Steffi Graf, la locomotora germana.

Desde junio de 2012, Mouratoglou y Williams han sumado: 126 semanas consecutivas al frente de la disciplina -racha abierta-, coronado siete de los 12 Grand Slams que ha disputado, 18 títulos más del circuito y un apabullante récord casi utópico de 200 partidos ganados y 14 perdidos, cifras mareantes que han dejado a sus rivales sin la mentalidad propicia para creer en la victoria. Una absoluta dictadura deportiva.

Para Mouratoglou, el reto de entrenar a Serena es la culminación de una trayectoria repleta de jugadores y jugadoras a los que asesoró previamente. Antes de hacerse cargo de los designios de la de Michigan, Patrick dirigió en su Academia, desde 1999 y por este orden, a Marcos Baghdatis, Anastasia Pavlyuchenkova, Aravane Rezai, Yanina Wickmayer, Laura Robson, Jeremy Chardy y Grigor Dimitrov. Tras tres años con Serena, la relación parece más fuerte que nunca. Los éxitos acompañan y la exigencia sigue intacta.

Comentarios recientes