Massú: “Los próximos cinco años de Thiem pueden ser los mejores”

Entrevistamos al entrenador del Dominic Thiem en plenos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Han pasado 17 años desde que ganase los dos oros en Atenas 2004.

Entrevista con Nicolás Massú. Fuente: Punto de Break
Entrevista con Nicolás Massú. Fuente: Punto de Break

Nos encanta tener entrevistas en el canal de Punto de Break, aunque no es fácil traer a tantos invitados como nos gustaría. Esta vez, aprovechando que están en marcha los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pensamos que era buen momento para hablar con un bicampeón olímpico. Una persona que hace 17 años salió campeón del cuadro individual y del cuadro de dobles, haciendo historia para Chile para siempre. Nos referimos, por supuesto, a Nicolás Massú, ex Nº9 mundial y actual entrenador de Dominic Thiem, además de capitán de Copa Davis. Con él volvimos al pasado para comprender el valor que tiene representar a tu país en el mayor evento deportivo que existe.

La experiencia olímpica

“Son los recuerdos más importantes de mi carrera deportiva, fue increíble lo que pasó. De niño recuerdo ver los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, todo el mundo del deporte ahí reunido, luego cuando pude ir a Sidney 2000 y ser abanderado fue un momento único. En Atenas 2004 ya fue distinto, estaba peleando por el top10 y ya sabía lo que era ganar torneos, tenía más experiencia y sabía lo que era ganar a los mejores. Las condiciones fueron realmente complicados, pero fueron pasando los días, fuimos ganando confianza, además del impulso que significaba representar a Chile, aquello siempre me incentivaba. Aquello fue un sueño hecho realidad, pudimos representar a Chile de la mejor manera, salir de allí con dos medallas fue una locura. A día de hoy sigo siendo el único hombre que ha ganado dos medallas de oro en los mismos Juegos Olímpicos, siempre soñé con dejar mi huella en este deporte y, por suerte, lo conseguí”.

Atenas 2004

“Para mi país fue como entregarle un mensaje de que si podemos conseguir las cosas. Allí en Sudamérica todo es un poco más difícil, estamos lejos de todo, pero con 17 años mirábamos para el lado y veíamos a Marcelo Ríos. Sabíamos que se podía, que el día de la mañana podríamos ir a unos Juegos Olímpicos y hacer algo importante. La parte linda del deporte es que uno nunca sabe lo que puede pasar, por eso siempre hay que perseguir tus sueños y dar el 100% en cada día. Muchas veces se te presenta una oportunidad así y la dejas pasar por no estar preparado. En mi caso, pasé por muchos apuros por el tema de la presión y, al final de la semana, por el tema físico y mental, pero trabajé toda la vida para llegar allí, así que no tuve miedo y no me conformé”.

La recuperación de Thiem

“Sigue avanzando con su recuperación, cada día estamos en contacto y también con los doctores. Tuvo mala suerte, estaba jugando bien en Mallorca, motivado, le veíamos feliz en la pista… pero a veces pasan cosas que no esperas. Ahora toca ir con mucha calma, respetando los plazos, la muñeca es una zona que tiene que estar perfecta para volver a la competición, sea cuando sea, pero que lo haga al 100% y sin riesgo de que se vuelva crónico. Todavía faltan varias semanas para conocer cuándo exactamente podrá volver”.

Expectativas, presión y crisis mental

“Todos los deportistas pasan por situaciones así, ya sean más cortos o más largos, a una edad más temprana o más tardía. Hace meses recuerdo que todo el mundo le señalaba pensando que sería el próximo Nº1. Antes de ganar el US Open, la pregunta era cuándo iba a ganar su primer Grand Slam. Así es el deporte, siempre te están preguntando por las cosas que vienen después, cuando te metes top10 te preguntan cuándo serás top5. Los deportistas tienen que adaptarse a esas presiones, que son normales, sobre todo a estos niveles. Los momentos buenos se deben tomar con tranquilidad, con la misma tranquilidad que los momentos malos, esa es la clave, aceptar los procesos. Sé perfectamente todo lo que trabaja, sé lo buena persona que es y sé que todo lo que ganó es porque se lo merece, así que estoy seguro de que todavía le quedan muchas cosas grandes por vivir”.

La batalla por el GOAT

“Cada uno tiene su propia historia, los tres han conseguido cosas increíbles y además tienen récords distintos. Yo los pongo al mismo nivel, hablar de ellos tres es hablar de un ejemplo de todo, cada uno con su personalidad. Que sigan ganando a esta edad nos ayuda a los demás a entender cuál es el camino, a comprender que todavía tenemos que seguir trabajando y entrenando a diario para alcanzarles. Ellos hacen que el nivel del tenis sea cada año mejor, estamos viviendo una generación espectacular, son los tres más grandes de la historia. Siempre lo he dicho, prefiero que ellos estén siempre en los torneos que gane Dominic, porque eso querrá decir que está a un gran nivel. Cuando está bien sé que puede ganarle a cualquiera, todavía es joven pero ya tiene mucha experiencia, confío en que los próximos 5-6 años puedan ser los mejores. De los momentos difíciles es donde uno se hace fuerte”.

Comentarios recientes