Lendl: "Nadal hubiera sido mi rival más difícil de enfrentar"

El checo revela lo complicado que le hubiera resultado jugar contra Nadal, por la condición de zurdo y la potencia del  nº2 del mundo.

Ivan Lendl. Foto: Getty
Ivan Lendl. Foto: Getty

Lleva tiempo alejado de los grandes focos como entrenador, pero siempre es de boligada escucha cualqueir palabra que diga Ivan Lendl, una de las grandes leyendas del tenis masculino. Aunque no se vislumbra que pueda surgir alguna oportunidad importante en el circuito, por decisión propia, el checo charló con Patrick McEnroe en su podcast, 'Holding Court', donde habló de la final de Roland Garros y de una revelación: lo difícil que sería jugar ante Nadal.

Ivan, uno de los mejores jugadores de la historia sobre tierra batida, una 'estatua' fibrosa, infalible e incansable, llegó a principios de los 80 a cuestionar el dominio de Borg y McEnroe hasta conseguir heredar el circuito y dominarlo con tremenda autoridad, a pesar de no poder ganar nunca en Wimbledon. Por eso es voz autorizada, también por su taleto demostrado para dirigir la carrera de Murray hasta la cima, para valorar el vigésimo título de Grand Slam de Rafael Nadal. Así lo veio el exnúmero 1 del mundo.

"Vi a un Rafa especialmente inspirado con su derecha encontrando las líneas, diría que por encima incluso de su mejor nivel, y también con un revés muy agresivo, que no siempre es así. Estuvo realmente agresivo, arrinconando a Djokovic y no dejándole que pasara al frente."

La charla, que discurre por diversos temas y épocas del Lendl jugador y de la actualidad, descubre una confesión, conectando al Nadal actual, con la que Lendl refleja lo que le hubiera costado, siendo diestro y con revés a una mano, enfrentar al drive de zurdo, imponente, del tenista español, una circunstancia técnico-táctico crucial en el enfrentamiento entre Rafa y Roger, con una tremenda superioridad del español sobre tierra batida.

"El más difícil de enfrentar para mí sería Rafael Nadal porque cuando era niño, nunca pude jugar contra zurdos. No teníamos zurdos en nuestro club. Por eso también contraté a Tony Roche, porque era zurdo. Él podría decirme lo que les gustaba y lo que no les gustaba a los zurdos".


LA APUESTA del día

Comentarios recientes