Nadal: "Estas pelotas pueden ser peligrosas para los hombros"

El manacorí comentó que las nuevas condiciones le perjudicarán y criticó con dureza a las nuevas bolas Wilson: "No son adecuadas para tierra batida".

Nadal entrena bajo la mirada de Moyá. Fuente: Getty
Nadal entrena bajo la mirada de Moyá. Fuente: Getty

Rafael Nadal afronta la defensa de la corona en Roland Garros consciente de que el desafío que tiene por delante este año es incomparable a cualquier otra edición. Viviremos un Roland Garros atípico, disputado en otoño, con una restricción de aforo y con lluvias y temperaturas muy bajas por doquier a lo largo de las dos próximas semanas. Aún conociendo todo esto, el manacorí tratará de alcanzar el récord de 20 Grand Slams en posesión de Roger Federer, un aliciente al que es difícil renunciar.

Nadal pasó por rueda de prensa para dar su opinión sobre todos los elementos que rodean al torneo parisino. Uno de los temas de los que más se ha hablado ha sido el cambio de pelotas, de la tradicional Babolat a la nueva Wilson. Muchos apuntaban a que esta nueva bola es mucho más lenta que su predecesora, más fácil de domar para tenistas con un juego más plano y que puede perjudicar a otros que utilizan mucho 'spin' (véase Rafa o Thiem). Lo que dijo Nadal no tiene desperdicio:

"Estas no son las pelotas adecuadas para jugar sobre tierra batida. La organización debería echar un vistazo a esto en el futuro porque estas bolas son peligrosas para el codo y los hombros de los jugadores. Entrené con las bolas nuevas en Mallorca cuando ya hacía calor y ya eran pesadas: imagínate con el clima de ahora, es como golpear una piedra. Es una bola bastante lenta, es difícil moverla y dar efecto, además de que es complicado ganar puntos. Aún así, trataré de hacerlo lo mejor posible", afirmó un manacorí visiblemente cabreado ante el nuevo cambio.

"Debes adaptar tu juego a las condiciones. Está claro que tienes que tener cuidado con ellas, porque con estas condiciones no puedes entrenar mucho ya que la pelota es superpesada. Es una marca diferente a la del año pasado, una nueva bola que es mucho más lenta: si a eso le añadimos las condiciones de frío y humedad, entonces se hace muy pesada. Necesitas tiempo de adaptación, pero me mantengo positivo aún sabiendo que las condiciones no son ideales para mí. Estoy relajado porque sé que es un año especial, y me voy a dar la oportunidad de disfrutar de otro Roland Garros".

También hizo referencia Nadal a las nuevas condiciones meteorológicas a las que deberá adaptarse, completamente diferentes al clima de mayo o junio y que tendrán una incidencia directa en distintos parámetros del juego. Ni mucho menos está contento Rafa con esta situación, llegando a calificar a las condiciones de "extremas": "Las condiciones son muy duras, hace muchísimo frío. Hoy hace 9 grados en París, y esa es una temperatura extrema para jugar un torneo al aire libre. Pero no tengo malas sensaciones, me focalizo en lo que tengo que hacer para estar listo. Ese es mi objetivo: estar listo el lunes".

Eso sí, a pesar de todo lo que rodea al evento francés, si algo tiene claro Nadal es que la lucha no se negocia, y que está aquí con un claro objetivo: competir y ganar. "He tenido muchísimo éxito en esta superficie pero la situación que lo rodea ahora es especial. Estas pueden ser las condiciones más duras que me he encontrado aquí durante toda mi carrera, pero estoy aquí para luchar, jugar con la máxima intensidad posible y practicar con la mejor actitud posible".

Por último, el mallorquín hizo referencia a la situación tan especial en la que el circuito está inmerso, después de las malas noticias en cuanto a la presencia de espectadores en las gradas: "Esta no es la situación ideal, a nadie le justa jugar en estas condiciones, pero lo único que puedo hacer es dar las gracias al Us Open, a Roland Garros, a Roma, porque están peleando por organizar estos eventos aún sabiendo que van a perder dinero. Es una de las cosas bonitas del circuito: es momento de estar todos juntos, de pelear por la vuelta del circuito. Y eso es lo que está pasando".

Veremos si Rafa se sobrepone a todo esto, pero una cosa está clara: sigue siendo el máximo favorito de cara al título.

Comentarios recientes