Serena Williams y los datos que la acreditan como mejor tenista de la historia

Repasamos las estadísticas que han convertido en leyenda a una mujer que sigue mostrando ambición a sus 38 años y persiguiendo otro gran título.

Serena Williams, mejor jugadora de la historia. Foto: gettyimages
Serena Williams, mejor jugadora de la historia. Foto: gettyimages

¿Por qué seguir sufriendo, sintiendo decepciones y retándose a sí misma cuando no hay nada que demostrar? Esa es la pregunta a la que solo las personas llamadas a hacer historia en el deporte pueden responder con sólidos argumentos. Serena Williams es una de ellas, una figura legendaria, una bestia competitiva que dilapida todos los récords imaginables y ha sido capaz de elevar el tenis femenino a un estatus superior. Dominante, carismática, ambiciosa, única. Sus defectos emanan del exceso de todas esas virtudes, su cruzada particular por el empoderamiento de la mujer tras haber sido madre no es más que un aliciente supremo para continuar sufriendo y sabiendo que todo lo que haga excede al mundo del deporte.

Lo tendrá difícil en 2020 para sumar un nuevo título de Grand Slam que le ha sido esquivo desde 2017. Los últimos años de la estadounidense son un cúmulo de declaraciones fuera de lugar, aires de superioridad en pista y fuera de ella, así como sonadas decepciones al dare cuenta de que a los 38 años ya no puede ganar a cualquiera si no está al 100%, e incluso en esa condición, hay rivales capacitadas para derrotarla. Las críticas se acumulan, pero es preciso entender que para que una mujer gane 24 Grand Slams no se puede ser perfecta y si de algo se puede pecar, es de cierta arrogancia. Los datos ofrecidos por ESPN son estremecedores y merece la pena analizarlo.

Obsesionada con sumar uno más que le permita equilibrar los 24 títulos de Margaret Court, Serena se ha acostumbrado a retroalimentarse de retos mayúsculos. Algunos se han cumplido, como superar a Steffi Graf como la jugadora de la Era Open con más torneos grandes ganados, mientras que otros no, como hacerse con los cuatro majors en la misma temporada. Sin embargo, todo lo conseguido merece ser glosado una y otra vez, enumerado con la frialdad que otorgan los fríos datos y puesto de relevancia con el fin de valorar como merece la hazaña de una mujer que sigue queriendo escribir líneas en su dorado palmarés. Estos son los motivos por los que, pase lo que pase, Serena Williams debe ser considerada la mejor tenista de la historia y, por qué no decirlo, una de las mejores deportistas independientemente de la disciplina o el género.

-Es la mujer de la Era Open que más títulos de Grand Slam ha ganado (23).

-Una de las dos mujeres que ha ganado un gran torneo con menos de 20 años, entre 20 y 30 y con más de 30 (la otra es Chris Evert.

-Desde que cumplió los 30 años ha sumado 10 títulos de Grand Slam.

-Ganando en el Open de Australia 2017 se convirtió en la mujer más veterana en ganar un torneo de esta magnitud (35 años y 124 días).

-Aunque no consiguió el Grand Slam (como sí hizo Graf redondéandolo con el oro olímpico), ha sumado en dos ocasiones cuatro títulos consecutivos, entre 2002-2003 y 2014-2015.

-Jugadora que ha sido capaz de ser número 1 del mundo con más edad (35 años).

-Solo ella y Navratilova en la Era Open han podido hacerse con seis títulos de Grand Slam sin ceder ni un solo set.

-Ha acumulado 186 semanas consecutivas en lo más alto del ranking WTA, igualada con Graf.

-Entre mayo de 2009 y marzo de 2018 nunca acumuló dos derrotas consecutivas, algo que solo se rompió en los primeros eventos que disputó tras ser madre (Indian Wells y Miami).

-Única jugadora que ha ganado tres títulos de Grand Slam tras salvar bolas de partido.

-Es la tenista con más Grand Slams ganados en pista dura, con 13.

-Tenista más veterana en haber vencido a la número 1 del mundo (a Simona Halep en Open de Australia 2019, cojn 37 años)

-Está entre las únicas tres tenistas capaces de haber ganado en un mismo torneo a la número 1, la 2 y la 3 del ranking (Miami 2002). Las otras fueron Steffi Graf (Roland Garros 1998) y Venus Williams (WTA Finals 2008).

-Jugadora con un mayor lapso de tiempo entre su primer título de Grand Slam y el último: 18 años, entre 1999 y 2017.

-Única tenista (ya sea hombre o mujer) en haber ganado un torneo en cuatro décadas diferentes, después del conseguido en Auckland 2020. Solo en golf (Sam Snead, Raymond Floyd y Davis Love III) y en NASCAR (Dale Earnhardt) lo han conseguido en algún deporte.

Comentarios recientes