Margaret Court vuelve a la carga

La extenista, crítica con Tennis Australia sobre el 50º aniversario de su Grand Slam, se muestra disconforme ante la posibilidad de que retiren su nombre al estadio.

Margaret Court Smith. Foto: Getty
Margaret Court Smith. Foto: Getty

El nombre de Margaret Court como pista número dos del complejo tenístico del Australian Open sigue en el aire, pero la propia Margaret Court ha vuelto a dejarse ver públicamente, exponiendo su queja, recogida en el 'Sidney Morning Herald', ante la posibilidad de que no la homenajeen en el 50º aniversario de su Grand Slam, como hicieron con Rod Laver. Aún por resolverse de manera definitiva y oficial el cambio de nombre de la pista, desde que la leyenda del tenis australiano se posicionara totalmente en contra del matrimonio homosexual, la figura de Margaret se ha vuelto controvertida y desconfiada.

Court, que no ha pisado Melbourne Park desde 2017, ha criticado esta manera de proceder de Tennis Australia. "Creo que Tennis Australia debería sentarse y hablar conmigo. Nunca me han llamado. Nadie me ha hablado directamente al respecto de ese aniversario. Creo que prefieren no enfrentarlo. Si piensan que voy a aparecer porque sí, se equivocan. Creo que debería ser invitada. Espero que paguen mi vuelo para venir como pagaron por el de Rod, y me honren. Si no van a pagarlo ni llamarme, realmente no quiero venir".

El asunto viene relacionado con la oposición que Court Smith ha hecho siempre del matrimonio homosexual y el movimiento LGTBI, aspectos que Court trata de separar. "No creo que nada de eso deba añadirse a mi carrera como tenista. Fue una fase diferente de mi vida y si no somos lo suficientemente adultos como nación y deporte para enfrentar esos desafíos algo malo está pasando."

"Mucha gente gay piensa que mi nombre no debería encabezar la pista, pero hay muchas personas homosexuales que no creen en el matrimonio homosexual. Saben que el matrimonio es entre un hombre y una mujer y lo dirán. Luego, me llegan los radicales, grupos minoritarios que ahora tienen algo que decir y se enfrentan a las naciones y a las grandes empresas”.

En todo ese proceso, Tennis Australia ya dejó clara su postura. "Tennis Australia reconoce los logros de tenis de Margaret Court, aunque sus puntos de vista no se alinean con nuestros valores de igualdad, diversidad e inclusión". Al paso también salieron personalidades como Anna Brown, directora ejecutiva de 'Equality Australia'.

"Mantener el nombre de Court en el estadio envía un mensaje completamente equivocado sobre los valores que tenemos como sociedad. Cuando Court usa su figura, realzada por su talento en el tenis, para insultar a la comunidad LGBTI, muestra que no podemos separar a la Court atleta de sus otros puntos de vista tan perjudiciales".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes