Gasquet frustra el regreso de Murray siete meses después

Andy Murray regresó a las pistas en individuales siete largos meses después, no con victoria, pero sí con muchas ganas de recuperar su antiguo nivel.

Tras siete meses, el escocés volvió a competir en individuales.
Tras siete meses, el escocés volvió a competir en individuales.

Lo importante era volver, eso sin duda. Y eso lo hizo Andy Murray que no pudo debutar con triunfo en su reaparición en individuales tras jugar su último choque en el Abierto de Australia. El escocés no pudo con otro ilustre venido a menos como el francés Richard Gasquet que se impuso por 6-4 y 6-4 en un partido trabado, sin mucho brillo y con más imprecisiones que aciertos.

Casi siete meses después Andy Murray volvía a disputar un partido oficial de individuales con motivo de su estreno en el Masters 1000 de Cincinnati. Sorprendente y esperadísima la noticia de la vuelta del escocés que tras probarse en los dobles en la gira de hierba se había decidido por volver a competir en la modalidad que tanta gloria le ha dado en el pasado. Al otro lado de la red en un torneo que ha ganado en dos ocasiones tenía a otro ilustre nombre venido a menos, el francés Richard Gasquet. También por problemas físicos el galo no ha tenido su mejor año en este 2019.

En lo que suponía el decimosegundo choque entre ellos, la central de Cincinnati acogía un choque de muchos nervios e imprecisiones. Especialmente del lado del británico, que ya en el primer punto del partido tenía que repetir el lanzamiento de la pelota en el primer saque. Espeso de piernas y de ideas, y poco entonado con sus golpes, Murray trataba de adquirir sensaciones, de recordar cómo era eso de competir. A pesar de tratarse de un doble campeón de Wimbledon, la falta de competición no perdona y la escasez de confianza aún menos.

Gasquet no mostraba muchas mejores sensaciones pero sí que evidenciaba algo más de estabilidad y de conexión con su raqueta. Fue el francés el que fue tirando del marcador en los primeros compases. Murray evitó un 0-3 y saque del galo y voltearía el resultado para irse al 3-2. Sin embargo Gasquet subió el nivel para volver a ponerse arriba y acabar cerrando por 6-4 el primer parcial. Mal partido, muy trabado pero al menos un alivio volver a ver en pista a Andy Murray. Un dato muy relevante es que el escocés no conectó ni un solo golpe ganador desde el fondo en el primer set.

La segunda manga arrancaba con ruptura de Gasquet y en esta ocasión, el de Béziers no la soltaría ya hasta proclamarse campeón del choque. El duelo subió algunos enteros, ambos estuvieron más firmes con su servicio. Murray sin embargo no era capaz de crear verdaderos problemas en la raqueta del francés que anclado más allá de la línea de fondo dictaba el ritmo de los peloteos. Evidente incapacidad de Murray para ser verdaderamente agresivo.

El partido avanzaba sin ese punto de inflexión que la gente esperaba y que pudiera suponer una remontada más de Murray sobre Gasquet. No sucedió a pesar de que se animó en el último juego el de Dunblane. Muy lejos aún de su nivel habitual, acababa cediendo por 6-4 y 6-4 sobre un Gasquet correcto, sin necesitar muchas florituras. Se vio de nuevo en individuales al escocés y eso fue la gran noticia del partido. Su margen de mejora, aún enorme. Pero pocos dudan de que dará todo lo que tiene de aquí en adelante para llegar a él.

Comentarios recientes