Andreescu, campeona en Toronto tras la retirada de Serena

Williams duró cuatro juegos sobre la pista: “No aguanto el dolor”. La canadiense, profeta en su casa, levanta su segundo título del curso.

Andreescu consuela a Serena tras su abandono. Fuente: Getty
Andreescu consuela a Serena tras su abandono. Fuente: Getty

Un final feo para una semana de grandísimo tenis. Bianca Andreescu, de tan solo 19 años, se proclamó este domingo campeona del WTA Premier 5 de Toronto tras la retirada de su rival, Serena Williams, quien tiró la toalla tras haber transcurrido solo cuatro juegos (3-1). “No aguanto el dolor”, confesaba la estadounidense en el banquillo, mientras la nueva campeona del torneo la consolaba. Mala noticia para ambas, también para el público, para todos, pero ya sabemos que las lesiones siempre acechan en los momentos donde nadie las esperan. Esto fue lo que nos dejó los 19 minutos de pelea entre la mejor de siempre y una que sueña con alcanzar esos niveles.

Apenas dos puntos de partido le sirvieron a Serena Williams para confirmar que el examen de hoy no sería fácil. Un 15-15 inofensivo en el primer juego se convertía en el reflejo de lo que representa hoy en día tener a una tenista local en una final: si el punto iba para un lado, tímidos aplausos; si el punto iba para el otro, ovación monstruosa. ¡Y solo era el 15-15! Suficiente para que las sospechas de la estadounidense se despejaran lo antes posible. Hoy, la multitud, jugaba en su contra. Rápidamente le cambió el rostro, comenzó a mirar más al suelo que de costumbre, desafiante, como reservándose el juicio final para todos los allí presentes para un mejor momento, una bola de partido, por ejemplo. Una vez logrado el primer juego del encuentro, respiró levemente, comenzaba la batalla.

Y la batalla decía que Andreescu llegaba con seis horas más de rodaje en las piernas, concretamente, en esa pierna derecha que ya le ha dado algún dolor de cabeza. Ser la favorita del público te da fuerzas, pero no acelera tus partidos. ¡Ojalá! Pensaría la canadiense, aunque su garra y su espíritu no necesiten de elementos extras para salir adelante. Como vigente campeona del torneo de Indian Wells, esta final respondía la duda sobre qué camino cogería la carrera de esta joven de 19 años. Nunca se puede apostar a ciegas por el talento joven, recuerden el caso de Ostapenko. Pero Bianca parece regirse por otros parámetros, recorrer otros atajos, competir con otra pathos. Hoy, con una leyenda enfrente como Serena, no se le vio compungida, pequeñita, intermitente, ni muchos menos. Esa cabeza disfruta y funciona mejor en los días grandes. En fin, que me voy con las ramas. Transcurridos los tres primeros juegos, la canadiense ya tenía el break a su favor.

¿Cómo es posible? ¿Veríamos a Serena perder una nueva final? Todavía era pronto para sentenciar a la de Saginaw, pero no son pocos los que entienden que el cambio generacional en la WTA ya es una realidad. Hoy, por ejemplo, los intercambios hablaban por sí solos. Si eran largos, era Bianca la que salía triunfante. Si eran cortos, era Andreescu la que encontraba el winner antes que si rival. Por si le faltaba algo a Williams, su saque tampoco estaba en marcha, siendo una doble falta el golpe con el que entregaba segundos antes su servicio. Puede que fuera solo un mal inicio, o a lo mejor era algo más.

La solución la tendríamos unos minutos después, cuando Andreescu lograba mantener su servicio y ponía el 3-1 en el marcador. Solo 19 minutos de final, suficientes para que Serena caminara hacia su banco, tomara asiento y rompiera llorar. “No aguanto este dolor, es demasiado”, le confesaba a la propia Andreescu, quien aplazó su celebración del titulo y se fue directamente a consolar a su rival. La canadiense era la nueva campeona, en casa, en su primera final allí, pero había cosas más importantes. Al otro lado, una compañera estaba sufriendo y necesita ayuda, el festejo podía esperar. Fue lo más bonito que nos dejó una tarde donde, a falta de tenis, hubo mucho respeto, empatía y solidaridad.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter