Djokovic comienza a ser intratable

El número 1 del mundo, Novak Djokovic, se mete en cuartos de final de Roma tras derrotar muy cómodamente al alemán Philipp Kohlschreiber.

Novak Djokovic. Foto: Getty
Novak Djokovic. Foto: Getty

Aunque domina 10-2 en el'H2H', y perdió ante Kolschreiber recientemente, en Indian Wells, Novak Djokovic encuentra el contexto perfecto para brillar. Sin embargo, más allá del rival, el serbio está travesando un gran momento de juego, ajustando sus mejores virtudes tras ganar en Madrid y recobrar algunas de las sensaciones necesarias propias de la superficie en la que podría levantar dentro de unas semanas su segundo Roland Garros. El balcánico cuajó un grandísimo partido ante Koshlchreiber (6-3 6-0), al que puso a correr de esquina a esquina con una facilidad pasmosa.

Arrancó, siguió y terminó el balcánico dando continuidad a su encuentro ante Shapovalov. Encontró un revés a una mano enfrente, peor esta vez diestro, y pudo construir un choque muy fluido, plantado sobre la línea de fondo y repartiendo con las manos todo tipo de direcciones, ángulos y velocidades. Una masterclass de sobriedad, profundidad y peso en la bola que dejó al germano fuera de sitio de manera constante. Para comprobar hasta qué punto está el serbio dominante, el servicio está ejerciendo un papel fundamental.

El inicio del punto, si ya de por sí es un reto impresionante cuando Nole está al resto, queda un resquicio en un servicio siempre notable pero que sin confianza encuentra más dificultades. Y Novak está sacando realmente bien, muy fluido y líquido para conectar primeros y producir gran potencia. Un golpe que sufrió mucho antes y después de su operación, y que vuelve a estar como en sus mejores días. Kohlschreiber, que necesitó forzar al resto constantemente para tratar de acercarse en el marcador, que se abrió pronto en primer y segundo set, se encontró impotente.

En sólo una hora de partido, y enfocándonos más en los intercambios, Djokovic apenas corrió, y sólo lo hizo hacia delante, para cerrar jugadas en la red. En lo que a movimientos laterales se refiere, Kohlschreiber estuvo siempre muy alejado en el plano táctico, persiguiendo la sombra de una pelota que obedeció a un Djokovic impoluto, jugando con la falsilla del canon de la superficie. Erguido y sensible para conectar líneas y abrir la pista con golpes paralelos sin ceder metros, Novak cuajó un fantástico encuentro. Mañana, partidazo ante Juan Martín del Potro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter