Anderson y Nishikori, el día y la noche

El sudafricano Kevin Anderson vence a una versión transparente del nipón Kei Nishikori, endosándole un serio correctivo: 6-0 6-1.

Kevin Anderson. Foto: Getty
Kevin Anderson. Foto: Getty

Especialmente anómalo, por lo contundente y demoledor que fue su resultado, terminó resultando el primer encuentro de la tercera jornada de estas ATP Finals 2018, el que midió al sudafricano Kevin Anderson y al nipón Kei Nishikori. En un buen día de Anderson pero, sobre todo, en un día para olvidar de Kei Nishikori, que no mostró ni una pizca de la confianza que pudo sumar tras ganar a Federer el domingo, el partido fue prácticamente un simulacro competitivo. A modo de honra, el juego del nipón llegó con todo decidido. No hubo rastro de batalla.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Lo cierto es que Anderson comenzó a un gran nivel. Si bien después sólo necesitó pasar la pelota tres o cuatro veces hasta que Kei la tiraba fuera por varios palmos, en los primeros compases, Anderson sí puso de su parte y mérito para hacerse con doble break y ver el encuentro de cara. Su nivel al resto y su derecha en carrera fueron de un nivel muy alto, y eso abrió el marcador para, acto seguido, hacer dudar continuamente al competidor asiático.

Desde ese momento, el de Shimane se hundió. Su rostro comenzó a dejar continuas muestras de incomodidad, y sólo bastó ver la cantidad de errores que comenzó a cometer en todo tipo de intercambios. No necesitó el africano forzar, barrer líneas o moverse en busca del golpe ganador. Simplemente, Nishikori, que estuvo absolutamente horrible en todos los golpes, descalibrados, precipitados y obtusos, dejó de competir. Su mente, que no se levantó ni aún empujada por el aire del público, que lo vitoreó en cada pequeño atisbo de acierto, se apagó.

Con el primer set cerrado por 6-0, cabía la posibilidad de que el apagón fuera momentáneo, que el japonés entendiera ese parcial como un accidente, cerrara esa cuenta y abriera otra para comenzar de otra manera la segunda manga, peor un break de entrada, en el segundo juego, terminó por cercenar esa posibilidad. Anderson prosiguió aprovechando el pobre partido de Kei y abrochó el encuentro con un 6-0 y 6-1 muy positivo de cara a su clasificación, con un bagaje de +15. Aún perdiendo por un doble 6-0, Anderson ya contaría con dos victorias y balance positivo al finalizar el grupo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter