Zverev tira de épica para otorgar la victoria a Europa

El alemán se erige en el héroe del torneo al dar la vuelta a un partido contra Kevin Anderson que le había puesto en contra.

Alexander Zverev en Laver Cup 2018. Foto: zimbio
Alexander Zverev en Laver Cup 2018. Foto: zimbio

Una oleada de emociones indescriptibles se desató en el United Center cuando Alexander Zverev se tiraba al suelo para celebrar una de esas victorias que pueden marcar el devenir de una carrera profesional. Nadie de los participantes se ha tomado la Laver Cuo 2018 como una mera exhibición, tal y como atestigua la intensidad y el carácter con el que han jugado. El alemán ha hecho un alarde de autocontrol y progreso en su mentalidad para rematar la faena que comenzó Roger Federer y retener en Europa el segundo título de un torneo cuyo futuro parece esplendoroso.

Saltaba a pista el joven teutón con la misión de ganar al hombre más en forma y con mayor confianza: Kevin Anderson. El sudafricano logró lo imposible apenas 24 horas antes al ganar a Djokovic y estaba dispuesto a prolongar el sueño del equipo Resto del Mundo. El duelo entre ambos fue un toma y daca constante entre dos tenistas de vocación ofensiva pero que van puliendo su tenis haciéndolo cada vez más versátil. El revés del joven alemán abría fisuras inmediatamente repuestas por los saques y juego incisivo de un Anderson cuyo salto cualitativo está íntimamente relacionado con su mejoría en la volea.

Embed from Getty Images

Se hizo con la primera manga el bueno de Kevin en un tiebreak no apto para cardíacos, donde supo gestionar la presión y sacar de sus casillas a Sascha. Tras un intercambio de juegos sin mucha mordiente al resto, Alexander fue creciendo en confianza y metiéndose en pista cada vez más. Movía bien la pelota con una derecha en franca progresión y cambiana el ritmo con dejadas y subidas a la red. No se arrugó Anderson, que mantuvo el pulso hasta el undécimo juego del segundo set, momento en que se produjo el break en favor del alemán que suponía el equilibrio en el marcador.

El viento a favor azotó a Zverev en un supertiebreak en el que supo reponerse de las numerosas pérdidas de puntos con su saque. Fue a remolque en todo momento pero la sensación de calma y madurez que transmitía sumaban a cualquier aficionado en una sensación única; la de una estrella que añade más brillo en su proceso de crecimiento. Cerró el partido cual campeón y recibió los parabienes de algunos de los mejores del mundo. Título para Europa en una Laver Cup 2018 repleta de momentos para el recuerdo. Alexander Zverev fue el héroe final pero no el único ya que el nombre de Roger Federer no podrá desligarse de esta victoria tras su espectacular triunfo ante Isner.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes