Gulbis ahonda en la crisis de un diezmado Zverev

El tenista letón Ernests Gulbis consiguió acceder a octavos de final de Wimbledon, al derrotar en cinco sets al alemán Alexander Zverev.

Ernests Gulbis en Wimbledon. Foto: Getty Images
Ernests Gulbis en Wimbledon. Foto: Getty Images

En uno de los partidos más interesantes en la tercera ronda de Wimbledon, Ernests Gulbis se veía las caras con Alexander Zverev, uno de los grandes protagonistas del año tras situarse en la tercera posición de la clasificación mundial y confirmar de una vez por todas que es el presente y el futuro del tenis mundial. Hoy en su partido, el extravagante jugador letón consiguió dar la campanada, al vencer por 7-6 (2), 4-6, 5-7, 6-3 y 6-0 en tres horas y 20 minutos de encuentro.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

El partido no defraudó para nada a los aficionados. El letón comenzó el encuentro muy cómodo con su servicio y muy agresivo desde el fondo de la pista, una táctica que le reportó beneficios gracias al gran número de errores del alemán, que se mostró muy incómodo e incapaz de adaptarse al ritmo de su rival, lo que no tardó en pasarle factura. Gulbis iba sumando juegos con facilidad gracias a su saque y a punto estuvo de aprovechar alguna oportunidad para romper el servicio de su rival, pero Zverev se mostró como un muro muy difícil de superar. A falta de roturas, el partido se iba a decidir sí o sí en el desempate. Allí Gulbis tiró de su mejor tenis para cometer menos errores y ponerse en el partido un set arriba.

Embed from Getty Images

Sin embargo, el encuentro cambió notablemente a partir de la segunda manga. Alexander Zverev fue sintiéndose cada vez más cómodo con el paso de los juegos y el nivel de ambos tenistas se igualó, dando lugar a un set lleno de emoción y en el que ambos jugadores ofrecieron una de sus mejores versiones. El tenista letón continuó muy acertado con su servicio, pero esta vez se encontró al otro lado de la red con un jugador cada vez más confiado en sus golpes, que fue creciendo sobre la pista y logró sumar juegos con su saque sin demasiadas dificultades. Un break nada más comenzar el segundo set fue suficiente para que el jugador germano volviera a empatar el partido.

No se alteró lo más mínimo el alemán ante el juego frenético de Gulbis. Siempre en el alambre, el letón se mostró tremendamente agresivo, intentando tomar la iniciativa y sin importarle mucho fallar golpes. Fue la estrategia adecuada ya que en el tú a tú no hubo color, y Sascha lideró cada peloteo con maestría. Hubo un intercambio de breaks en el tercer, pero pronto Zverev se hartó del juego y comenzó a mandar. Incrementó su intensidad de piernas y se hizo con el tercer set sin que su rival pudiera entender cómo se le había escapado en apenas tres puntos todo el trabajo realizado con anterioridad, y es que Gulbis tenía el servicio para poder cerrar el tercer set en el noveno juego.

Embed from Getty Images

El tercer set no demostró para nada lo que ocurrió sobre la pista pero sí en la cabeza de ambos contendientes. La remontada que consiguió Zverev fue una catapulta para él en el aspecto mental, pero en el tenis no te puedes relajar. Gulbis no le perdió la cara al partido en ningún momento e inquietó el servicio del alemán en cada juego al resto. Es decir, lejos estuvo el jugador letón de irse del partido, a pesar de que arrancó con muchas dudas. El cansancio hacía mella en ambos tenistas pero era el alemán el que más lo acusaba, y es que venía de jugar y remontar al estadounidense Taylor Fritz en el día de ayer en su partido de segunda ronda. Aparte queda el comportamiento del joven jugador alemán, que demostró que cuando las cosas no le van bien pierde los modales. Gulbis aprovechó los despistes de Zverev para llevarse la cuarta manga por 6-3 y forzar el quinto set.

El partido se convirtió en un drama, con Zverev luchando por sobrevivir a las molestias físicas y los calambres, y aún y así, manteniéndose en el encuentro. Gulbis no era capaz más que de poner la pelota en pista, mostrando muchas dudas, pero algo típico en un quinto set donde te juegas mucho. La balanza se acabó decantando del lado del jugador nacido en Riga cuando ya le resultaba difícil a Zverev mantenerse en pie. El alemán se va con la sensación de no haber hecho un mal partido, pero con el sabor amargo de la derrota. Por otra parte, Ernests Gulbis se medirá en octavos de final al vencedor del duelo que enfrentará al australiano Nick Kyrgios y al japonés Kei Nishikori, en otro de los grandes partidos de la jornada.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter