A la sexta fue la vencida

Nick Kyrgios, que no había vencido en cinco anteriores ocasiones a Murray, derrota al escocés en Queen's, en tres disputadas mangas.

Nick Kyrgios. Foto: Getty
Nick Kyrgios. Foto: Getty

Dos historias confluían en la pista central de Queen's en el partido de la jornada, el que han disputado Nick Kyrgios y Andy Murray, con victoria del australiano. Con las gradas abarrotadas, la vuelta de Andy Murray a las pistas iba a medir la dificultad que siempre ha encontrado Kyrgios para medirse con Murray, el miembro del 'Big Four' que más complicaciones ha puesto al de Canberra en todos estos años. Y tuvo que ser la hierba londinense y la inactividad del escocés lo que ha permitido a Nick descifrar el tenis de Andy.

Fue un choque tremendo, muy disputado en sus dos tramos finales (2-6 7-6 7-5 para Kyrgios), en el que el australiano jugueteó en el arranque ante el siempre ordenado y paciente Murray. Arrancó el choque con la sensación de que Murray iba a necesitar mucho ritmo en sus piernas para generar velocidad. El escocés estuvo preciso en el ritmo más templado, cortando la pelota y esperando a que Kyrgios acelerara más de la cuenta, y eso le concedió la primera recompensa, un break que explicaba el sumo talento del de Dunblane para restar un servicio potente.

Con 6-2, Kyrgios se arremangó y comenzó a variar mucho más el juego. La pincelada puntual dio paso a un abanico de posibilidades que Murray tuvo que ver más desde la distancia. En cuanto el australiano entró en la pista para decidir los puntos con sus golpes de fondo, las tornas cambiaron y todo se igualó por completo. en Ese primer tie break, Nick dispuso de justo lo más propicio para no caer en las dudas: comenzar mandando. Kyrgios sumó el minibreak y con su servicio mantuvo la ventaja hasta el final. Las sensaciones competitivas de estar rodado y metido en competición se hicieron notar.

El tercer parcial fue también muy parejo pero el saque de Kyrgios había cambiado. A Murray le costaba cada vez más generarse bolas de break a favor y fue, con el paso de los minutos, donde cada segundo servicio corría el peligro de sr atacado. A Murray, que ya había desengrasado su movilidad le faltó una marcha más en cuanto a decidirse y jugar con su revés paralelo. Fue en el décimo juego cuando Kyrgios dispuso de dos puntos de partido que Murray desbarató para finalmente obtener el botín en el desenlace del decimosegundo juego.

Así, el encuentro se cerró, por tanto, con noticias positivas para ambos, dejando un buen espectáculo, encontrando Murray buena movilidad y por lo apreciado, poco dolor, y a un Kyrgios que por fin derrota a Murray en partido ATP. El de Canberra se las verá con Edmundo con Harrison.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter