Norman y Wawrinka, un legado histórico para el tenis

Analizamos cómo ha influido el entrenador sueco en el progreso tenístico y personal de un Wawrinka que se ve desamparado sin su gran guía.

Magnus Norman y Stan Wawrinka. Foto: zimbio
Magnus Norman y Stan Wawrinka. Foto: zimbio

Ha sido una de los idilios profesionales más prolíficos de la historia del tenis. Magnus Norman y Stan Wawrinka han vivido cuatro de ensueño en una relación simbiótica que les ha dado éxito profesional pero también les ha conferido unos valores a nivel personal difícilmente igualables. El sueco y el suizo han formado una dupla construida desde el respeto, que ha finalizado en sincera amistad. Los resultados han llegado para un Wawrinka que encontró en el sueco la horma de su zapato.

Magnus Norman rompe con Stan Wawrinka

Magnus Norman rompe con Stan Wawrinka

Magnus Norman ha decidido romper su vínculo profesional con Stan Wawrinka, una de las sociedades más productivas del tenis moderno

Seguir leyendo

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Y es que Norman fue un jugador de una calidad indudable que nunca supo reafirmar su potencial con un gran título. Su pasión en el asesoramiento de Wawrinka ha sido la de un padre que pretende que su hijo no cometa los mismos errores en los que él incurrió de joven. Así actuó Magnus con un Wawrinka que en 2013 estaba perdido, con problemas personales, un sentimiento de fracaso constante en el tenis e impotencia ante su incapacidad para vencer a los mejores.

Embed from Getty Images

Orgullo, capacidad de lucha, sacrifio y confianza en sí mismo son los valores que han estructurado el trabajo de Magnus Norman con su pupilo. Pero no solo en aspectos mentales se ha trabajado; Stan ha lucido mucho más inteligente en la pista, leyendo la situación de partido con sorprendente clarividencia y con capacidad para adaptarse al juego de cada rival. Magnus convirtió a un hombre asustadizo y acomplejado, en un competidor voraz que saca lo mejor de sí mismo en las grandes.

Stanimal, Stan The Man, el dedo índice en su cabeza tras un gran punto y los gritos de ánimo, son señas de identidad del Wawrinka pulido por Norman. Nada de eso había antes, solo miedo y dudas. Así lo indican las cifras. Antes de contrar a Magnus como entrenador, Wawrinka ganó 264 partidos y perdió 182 (59,2%), conquistando tres títulos (Chennai 2006, Casablanca 2010 y Chennai 2011). Con el sueco en su banquillo, el de Lausana ha cosechado un balance de victorias-derrotas de 201-80 (71,5%), sumando trece títulos, tres de ellos Grand Slams.

Embed from Getty Images

Ha ganado en dos ocasiones a Roger Federer, en tres a Novak Djokovic y Rafael Nadal y en cuatro a Andy Murray. Además, se ha convertido en un hombre casi infalible en los momentos cumbre; así lo atestigua el dato de finales ganadas y perdidas antes de colaborar con Norman y después de contratarle. Hasta 2013, Wawrinka disputó nueve finales, ganando tan solo tres de ellas. A partir de la entrada de Magnus Norman a su equipo, el balance es finales es de 13-6.

Ahora llega lo más difícil; dar continuidad a una filosofía de juego y de vida sin la persona que ha propiciado un cambio sustancial. Stan Wawrinka ha de reinventarse a sí mismo sin perder su esencia, dar un paso adelante y demostrarse a sí mismo que está listo para volar solo. Es probable que se tome un tiempo antes de elegir un heredero a Magnus Norman, o incluso que no lo haga en un tiempo. El riesgo acuciante es que pierda la tensión competitiva y muestre esa versión de cierta indolencia de la que hace gala en los torneos menores.

Embed from Getty Images

Pase lo que pase, quedará para la historia esta dupla como una de las más brillantes de la historia de este deporte. Un ex-jugador que ha logrado como entrenador lo que se le resistió en la pista, y un hombre cariacontecido y atormentado por su incapacidad para demostrar su talento, que dio un salto cualitativo y se convirtió en un campeón cuando más difícil es alcanzar ese estatus. Magnus Norman y Stan Wawrinka; un legado para la historia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter