Kyrgios golpea más duro

El australiano tumba a Alexander Zverev en semifinales y se medirá mañana a Rafa Nadal por el título en Beijing. Será la primera final entre ambos jugadores.

Kyrgios durante un servicio. Foto: Getty
Kyrgios durante un servicio. Foto: Getty

Era un choque tan abierto que resultaba difícil imaginar favorito. Nick Kyrgios y Alexander Zverev chocaron en la segunda semifinal del ATP 500 de Beijing con un resultado de 6-3 y 7-5 a favor el australiano, enfocado en su tarea en todo momento y con los pies ya en su segunda final de la temporada. No pudo en Cincinnati hace unos meses con Dimitrov y mañana se medirá, precisamente, ante el hombre que hoy se deshizo del búlgaro. Un tal Rafa Nada que peleará ante una de sus bestias negras en busca de una nueva corona profesional. El de Canberra, por su parte, todavía va en busca de la primera del curso.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Apenas tienen 20 y 22 años pero esta rivalidad ya empieza a ser tan apetecible como habitual en el circuito profesional. El mejor alemán del mundo contra el mejor australiano del mundo, al menos en este momento, se medían en Beijing con muchas cosas en juego. En el horizonte asomaba, no solo una final de élite, sino la posibilidad de compartir escenario en ella con Rafa Nadal, el número 1 del mundo. Era el plan soñado del domingo y uno de los dos lo vería hecho realidad, pero antes había que correr y trabajar el sábado. Tres precedentes entre ambos y un 2-1 a favor del de Canberra no daban mucho material para el debate, aunque igual esa mínima diferencia podía resultar clarividente para encontrar hoy un favorito.

Los dos con un servicio aterrador, Nick mejor con la derecha, Alexander mejor con el revés, pero ambos moviéndose en un nivel de madurez en el que ninguno de los golpes resulta una debilidad. Pero tuvo que ser el saque el que decantara el primer set en favor del oceánico, marcando la marcha con un 6-3 gracias, en parte, a que el alemán solo fue capaz de jugar con un 57% de primeros, aunque luego supiera exprimir bastante la estadística. No hubo mucha diferencia tampoco en los puntos de break, uno tuvo Zverev y se le escapó; dos tuvo Kyrgios y uno acabó en la cazuela. Suficiente como para morder ese primer parcial y quitare el primer saquito de presión.

Todavía son como dos niños, eso sí, dos niños que ya ocupan el cuarto y el décimo noveno lugar del ranking mundial. Por supuesto, dos niños traviesos que siempre miran de cara al espectador y que aseguran espectáculo. Les pudimos ver algo más sueltos en el segundo asalto, dando rienda suelta a su imaginación y regalando golpes e intercambios de película, hasta que llegó el 5-5 y ahí la cosa ya se puso algo más seria. Apretó los dientes Kyrgios, jugó con la cabeza y ahí es donde más daño le hizo a Sasha. Break. Aplaudía su madre desde la grada mientras el de Hamburgo rompía su raqueta contra el piso. El partido pendía de un hilo.

Por un momento, la imagen de Kyrgios bebiendo agua más tranquilo que ninguno rompía totalmente con su personalidad, pero hoy había sido mejor, tanto en los momentos de perfil bajo como en los momentos cumbre. Cerró el pulso Nick con un buen juego al saque y sacó su billete para la gran final, la segunda de la temporada para él. La primera de su carrera ante Nadal.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter