Ashleigh Barty, la eclosión de la hija pródiga de Australia

La australiana ha protagonizado una mejora meteórica en su juego y ranking, capaz de jugar bien en todas superficies e incluso en dobles.

Ashleigh Barty en 2017. Foto: zimbio
Ashleigh Barty en 2017. Foto: zimbio

Hay historias conmovedoras en el deporte, de las que hacen pensar que el ser humano no tiene más límite que el que se imponga a sì mismo y que nada es imposible. Ashleigh Barty es la clara demostración de ello. Esta fornida mujer de 21 años se ha metido en el top-100 merced a actuaciones realmente destacables, entre las que se cuenta un título WTA procediendo de la fase previa. Pero hay mucho más detrás de esta sorprendente eclosión.

Y es que la que fuera campeona de Wimbledon junior en 2011, con tan solo 15 años, decidió retirarse del tenis profesional en 2014. La australiana perdió el entusiasmo por el deporte de la raqueta, se vio perdida en plena adolescencia y decidió cortar por lo sano. Tanto fue así que se cambió de deporte, llegando a jugar en la liga profesional de críquet. Hasta que llegó un día en que quiso volver a intentar el éxito en el tenis.

La perla australiana que cambió el tenis por el cricket

La perla australiana que cambió el tenis por el cricket

Ashleigh Barty pasó de ganar Wimbledon júnior con 15 años a retirarse del tenis con 18. Tras pasarse brevemente al cricket, quiere ahora regresar a las pistas.

Seguir leyendo

[getty:695984970]

No ha necesitado mucho tiempo para poner de manifiesto que su decisión ha sido correcta. El inicio de 2017 de la joven aussie fue fantástico, aprovechando las wildcards recibidas en Brisbane y Hobart, donde ganó partidos y dio una gran imagen. Puede sorprender bastante anatomía, pareciendo algo pasada de peso para ser una deportista de élite, pero Barty se mueve a las mil maravillas en pista y ostenta una gran potencia en sus golpes.

Alcanzar la tercera ronda del Open de Australia 2017 fue la lanzadera definitiva para una Barty que se hizo con el título en Kuala Lumpur encadenando la friolera de siete partidos. Especialista sobre hierba y con gran habilidad para jugar en pistas rápidas, ha demostrado que también puede adaptarse al polvo de ladrillo, con unos meritorios cuartos de final en Estrasburgo y el puesto de finalista en el dobles de Roland Garros 2017. La de Ipswich afronta una temporada sobre hierba que puede relanzarla definitivamente en el ranking WTA.

[getty:694758416]

"La verdad es que mi preparación para esta gira han sido 30 minuto de calentamiento en la mañana previa al primer partido", señaló Ashleigh en declaraciones recogidas por Tennisjournal. Acumula ya dos contundentes triunfos en el torneo WTA Nottingham, habiéndose clasificado para cuartos de final donde podría medirse a Johanna Konta. "Verme acompañada por Casey Dellacqua en algunos torneos me ayuda mucho porque ella es como si fuera de mi familia, y sé que jugar dobles aporta mucho a mi juego", reflexiona Barty sobre su papel en el dobles en París.

"Este año está siendo muy emocionante para mí", señala una Barty que tiene claros sus objetivos. "Me encantaría terminar el año en el top-100 y tratar de consolidar mi juego. Acabar lo más cerca posible de las 50 mejores sería muy importante y creo que en esta gira sobre hierba puedo hacerlo bien", alegó una Barty que se enfrentará a una novedad en su carrera tenística esta temporada. "Tengo muchas ganas de jugar los torneos US Open Series por primera vez en mi vida", declaró una ilusionada Ashleigh Barty que seguirá dando mucho de qué hablar en esta temporada si mantiene su actitud y nivel de tenis.

Comentarios recientes