CoCo Vandeweghe, la sensación en Australia

¿Quién es la norteamericana que se metió en semifinales del Abierto de Australia? En Punto de Break detallamos su figura y sus raíces familiares.

CoCo Vandeweghe, feliz por su paso a semifinales
CoCo Vandeweghe, feliz por su paso a semifinales

CoCo Vandeweghe está siendo la sensación del Abierto de Australia de 2017. La actual 38º del mundo está viviendo su mejor semana como tenista profesional a los 25 años de edad y no se conforma con estar entre las cuatro finalistas del primer Grand Slam de la temporada. La norteamericana venció, contra todo pronóstico, en la cuarta ronda a la número uno del mundo, Angelique Kerber y en la madrugada española del martes se deshizo de otra ganadora de Grand Slam: Garbiñe Muguruza. En Punto de Break analizamos la figura de una tenista que se crió en una familia de deportistas y que a día de hoy goza de una posición privilegiada en el tenis mundial.

La familia materna de Vandeweghe lleva el deporte de élite en la sangre. Su mamá, Tauna, fue nadadora olímpica; su abuelo Ernie jugó para los New York Knicks de 1949 a 1956; su tío Kiki fue All-Star de la NBA, también jugó para los Knicks, entre otros equipos, y entrenó a los Nets de New Jersey; otro de sus tíos, Bruk, fue medalla de Volleyball en 1994; y una de sus tías, Heather, fue capitana del equipo femenino de polo de Estados Unidos. CoCo se crío en un entorno en el cual el deporte era un pilar fundamental en las vidas de los familiares.

“Mi abuela me decía siempre: ‘falla hasta que lo consigas’”, comenta Vandeweghe en declaraciones recogidas por Fox Sports.

"Cuando juegas contra tenistas duras, como lo harás en las rondas finales de los torneos, no puedes ir demostrando que no estás luchando o que no estás segura de ti misma. Esto es lo que decidí hacer este año y el pasado”, explica la norteamericana, quien el año pasado se fue de Melbourne con cero victorias.

Vandeweghe, que mide 1,85 metros de altura, admite que no está centrada en el tema del amor, pero sabe bien lo que quiere. “Un tipo que sea más alto que yo”, y admite que al haberse criado con deportistas de élite no le llaman la atención ni le impresionan. Más bien, se fija en los actores de televisión, como comenta entre risas.

CoCo ha tenido diferentes altercados pequeños en pista a lo largo de los últimos años. La estadounidense es de esas personas que no se calla nada. Al contrario, le gusta generar tensión. “No soy reservada en este aspecto. Nunca he sido alguien que se retracte de cualquier tipo de confrontación. Casi que busco este tipo de enfrentamientos en mi propia vida. Aunque creo que he mejorado en esto”, admite la chica que se considera algo cabeza dura. “Lo que creo que es correcto, es lo que yo considero que está bien, que es correcto”, añade.

“Si creo que alguien de afuera me está haciendo daño, no voy a ser tímida al respecto y dejar que me haga mal por mantener la boca cerrada. Soy mi propia persona, ¿sabes?”.

Carácter no le falta, tenis tiene de sobras y demostró que la confianza es una de las claves en este deporte. CoCo buscará el próximo jueves llegar a la primera final de Grand Slam de su carrera profesional contra una de las tenistas de referencia en su juventud: Venus Williams.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes