Tormentoso debut de Murray en Viena

El principal favorito del cuadro pasó ronda con más apuros de los esperados (6-3, 6-7 y 6-0) ante el impredecible Martin Klizan. Gilles Simon espera en segunda ronda.

No fue un debut plácido ni mucho menos para Andy Murray en Viena. Tuvo que sudar lo suyo ante el eslovaco Martin Klizan al que ganó por 6-3, 6-7(5) y 6-0 en 2 horas y 22 minutos. En la segunda manga, el escocés sacó para partido con 6-5 y lideró el desempate. A pesar de la reacción de Klizan, Murray supo llevar el choque a su terreno en el set decisivo y pasar a segunda ronda donde chocará con Gilles Simon.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Andy Murray iniciaba su caza del torneo de Viena ante un Martin Klizan con más nombre que tenis en estos momentos. El eslovaco venía sin ganar un partido del ATP World Tour desde Umag. Muchas derrotas, algunas muy contundentes. Pero la peligrosidad de su tenis poderoso y de enorme pegada estaba ahí, listo para crearle problemas al número dos del mundo y principal favorito en la capital austríaca. Murray tuvo que sufrir desde los primeros compases los embistes del zurdo de Bratislava. El escocés hizo un inicio algo lento y lo iba a pagar, viendo como Klizan gozaba en el primer juego de un jugoso 15-40, que quedaría en anécdota gracias a la oportuna reacción del británico. Klizan prosiguió su labor, pegando duro, zarandeando al escocés. Hasta que Murray se cansó de ello. En cuanto empezó a soltar más sus golpes el eslovaco se encogió y fallos por su lado llegaron. El de Dunblane hacía el break para 3-1 y no soltaría la ventaja en el resto del set.

Klizan mantenía el tipo con el servicio, alternando grandes golpes marca de la casa con errores no forzados. Mucho juego de red entre ambos con dejadas en el que Klizan parecía sacar ventaja al principio. El escocés acabó por adueñarse de esa zona de la pista. Solo tuvo problemas el británico en el juego por el set. Con 5-3, tuvo que enfrentar un 0-30 peligroso. Una afortunada bola de revés que murió mansa en el lado de Klizan tras tocar la cinta fue el inicio de la recuperación. Murray atenazaba la manga por 6-3 en 42 minutos, sin alardes, pero cogiendo temperatura.

Lo contrario a Klizan. El eslovaco parecía enfriarse y bajar los ánimos tras la consecución del set por parte del británico. ¿El resultado? Primer juego y Klizan ya estaba con ruptura en contra. Su inconsistencia, un auténtico lastre. Murray ya no iba a parar hasta conseguir la victoria. Cuando el de Dunblane toma inercia es realmente complicado. Klizan aun así rondó el contrabreak en el siguiente juego, pero no era capaz de hilvanar un game completo bueno. Solo algunos puntos, que por supuesto, caían de su lado. Su pegada y talento en ningún momento se pueden cuestionar. Su capacidad competitiva, constantemente.

La manga avanzaba al ritmo de la anterior. Murray con su preciado quiebre, haciendo su trabajo, dominando cuando podía y defendiendo cuando no le dejaba el envalentonado tenista centroeuropeo. El desarrollo del set iba a dar un giro copernicano con 4-3 y saque de Murray. Un juego muy gris por su parte, al estilo Klizan. El eslovaco tenía sus primeras bolas de break desde el primer juego del partido. Del 0-40 se pasó al 30-40, momento que ‘eligió’ Murray para tirar fuera un revés paralelo de ataque que metía a Klizan en la pelea. Acto seguido ganaba su juego de saque en blanco para ponerse por delante en el marcador por primera vez en el choque.

El tramo final del segundo set fue una auténtica noria. Murray salvaba la papeleta y ponía el 5-5. Acto seguido rompía al eslovaco, gracias al cúmulo de gruesos errores del zurdo de Bratislava para sacar para partido. Klizan respondería jugando con más corazón que cabeza y sacando de su raqueta bolas de fuego literalmente que horadaban al escocés. El partido se iba al desempate. En él, de nuevo Murray llevaba la voz cantante pero no acababa de despegar. Klizan se mantenía a un minibreak de distancia que eliminaría para ponerse 5-5 con una derecha que más bien era un cohete. El eslovaco en tromba. O iban a la pared o winners brutales los suyos. Bola fuera de Murray y punto de set para Klizan que aprovecharía con un saque portentoso a la te. Tras una 1 hora y 12 minutos el partido quedaba igualado.

La tercera manga iba a resolverse como muchos podían temerse. Con un Klizan desfondado de cabeza, sin gasolina en la mente para seguir en la brecha. Murray, sin subir mucho el nivel, siendo fiel a su juego, fue sacando poco a poco los juegos en su favor. Aunque era visible la irritación que tenía por un partido que se le había alargado en exceso y en el que no acababa de sentirse a gusto. El eslovaco ya no tenía en su repertorio los tremendos tiros del set anterior. Inerme, veía como Murray se ponía al borde de la victoria con 5-0 y dos breaks. El triunfo del escocés no se hacía esperar más y por 6-0 clausuraba el encuentro. Un debut tormentoso del británico que le ayudará a espabilarse en sucesivas rondas. Gilles Simon es el siguiente. Se avecina tormenta…

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter