Centenario Nadal

El jugador español derrota a Andy Murray (2-6, 6-4, 6-2) y disputará su décima final en Montecarlo, la número cien en su carrera profesional.

Rafael Nadal accedió a su décima final en el Masters 1000 de Montecarlo después de remontar a un Andy Murray (2-6, 6-4, 6-2) que fue de más a menos a lo largo del partido. El español, que llegó a ir 6-2 y 2-1 abajo en el marcador, vio cómo cambiaron las tornas en la medida en que fueron pasando los juegos, mostrando una versión más errática del escocés y al balear más metido en pista e imponiendo su intensidad. Después de quedarse a las puertas en sus tres últimos intentos, Nadal por fin cruza hacia la final número cien de su carrera. Números extraterrestres.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Cuando se viene de ganar a Dominic Thiem y a Stan Wawrinka, está claro que algo bien se está haciendo. Seguramente, muchas cosas bien. Pero hay raquetas en el vestuario que no importa la manera en la que vengas, siempre te exigirán un pasito más. Uno de estas figuras es Andy Murray, alguien que nunca será recordado por su gran desempeño sobre ladrillo, pero que siempre antoja una fuerte adversidad bajo cualquier circunstancia. El número dos del mundo, el gran tapado del torneo, llegaba aquí con más dudas que certezas y utilizó esa ausencia de favoritismo para poner en apuros a todo un nonacampeón de Montecarlo.

El duelo arrancó con extrema igualdad y se fue abriendo con el paso de los puntos. Nadal buscaba alargar los puntos, su estilo más fiel, y el escocés se encontraba cómodo, incluso le ayudaba a ir cogiendo el tono a una tarde vigilada por un sol de justicia. Mucho mejor desde el resto y con una marcha más a la hora de tomar la iniciativa, el de Dunblane puso rápidamente tierra de por medio en el sexto juego con un 4-2 a su favor. Y no solo iba a mantener la ventaja, si no que la iba a rematar con un nuevo break para cerrar la manga por 6-2. Había sorpresa en el Country Club pero el resultado, hasta el momento, era más que merecido.

Hacía falta más para superar aquella versión de Murray y para ello, nada mejor que un quiebre en la reanudación. Un break que no le duró a Rafa ni un solo juego. El británico estaba jugando muy bien con el tempo del partido y no regalaría ni una sola oportunidad. Pero aquel hombre que parecía ‘on fire’ se fue enfriando y contagiando de electricidad a su rival, así hasta que con 4-3 Rafa dio el do de pecho para adelantarse en el marcador. La igualada ya era un hecho palpable, el tercer parcial llamaba a la puerta.

Y de repente, cuando más ajustada parecía la batalla, se esfumó cualquier indicio de pelea. Murray comenzó a poner mala cara, incluso a llamar al fisioteraputa y a ser un espejismo de lo que había mostrado en la primera manga, mientras que Nadal, más crecido que nunca, respondía con buena nota a todo lo que le llegaba. No hubo mucha historia durante el cierre, una victoria que envía al español a su décima final en Montecarlo y a la número cien en su carrera como profesional. CIEN, señores. Números antológicos de los que solamente seis jugadores en la historia pueden presumir. Mañana, Tsonga o Monfils, supondrán la última piedra en la reconquista del Principado.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter