Lara Arruabarrena: "Tengo mononucleosis desde Australia"

La tolosorra atiende a Punto de Break en Barcelona tras perderse la eliminatoria de Copa Federación por una enfermedad infecciosa

Lara Arruabarrrena (Guipúzcoa, España 1992) no disputó la serie de Copa Federación ante Japón por recomendación del equipo médico. Una mononucleosis arrastrada desde el Abierto de Australia, que no ha sido impedimento para añadir dos títulos a sus vitrinas, ha detenido su caminar por el circuito durante las dos próximas semanas. Pese a ello, la española estuvo en el banquillo con el resto del equipo intentando enviar calor a las jugadoras que saltaron a pista.

La campeona de Cali, que se perderá los torneos de Marrakech y Madrid y tiene previsto regreasar a la competición en Roma, atendión a Punto de Break en Barcelona para valorar su temporada, el cambio de entrenador o la ausencia en Copa Federación entre otros muchos frentes de interés.

Pregunta. ¿Cómo valoras los primeros meses de 2013?

Respuesta. Ha ido muy bien. Me costó un poco entrar en competición y en Australia no gané muchos partidos. Si al principio de la temporada vas ganando partidos la confianza aumenta. Cuando cambié la pista rápida por la tierra, a Cali y Bogotá, gané algunos partidos que me dieron confianza. Luego, en Indian Wells, lo he hecho muy bien. Así que considero que ha empezado realmente bien el año.

P. ¿Te ha dolido mucho perderte la eliminatoria de Copa Federación?

R. Me hacía ilusión jugarla, pero pongo la salud por delante. Primero necesito recuperarme bien. Es cierto que me habría gustado estar jugando con las chicas, pero no ha podido ser. La próxima vez será.

P. ¿Qué tienes?

R. Tengo una mononucleosis que llevo arrastrando desde Australia.

P. ¿Cuándo vuelves?

R. Los médicos me han dicho que dos semanas de reposo total. No puedo hacer ni físico, ni tenis, ni nada. Me han dicho que me vaya de vacaciones (risas). Luego me harán otra analítica y veremos qué dicen los resultados. Cuando esté totalmente recuperada arrancaré otra vez. Quizá en Roma.

P. El vestuario del equipo de Copa Federación muestra una cara sonriente.

R. Nos lo pasamos muy bien y eso es importante. Si te llevas mal todo es peor. Estás animando porque quieres ganar pero en el fondo sabes que no hay buen rollo. Es una de las grandes cosas que ha conseguido Conchita: que nos llevemos bien entre todas y haya muy buen ambiente.

P. ¿A qué debéis aspirar en 2014?

R. Hay que ir año a año viendo lo que se puede hacer. Es cierto que tenemos un buen equipo y que cada vez Conchita lo tendrá más difícil para elegir. Más o menos tenemos todas el mismo nivel y vamos peleando. La decisión se basa más el momento de forma de cada una cuando llegue la eliminatoria que en el ránking.

P. Tenías que defender el trofeo en Bogotá. ¿Mucha presión?

R. Fui a Colombia siendo consciente de lo que había. Sabía que me podía ir muy hacia atrás y tenía la intención de hacerlo lo mejor posible. Además, cuando empecé a jugar Cali, no me dí cuenta que habían cambiado de semana y perdía los puntos en Cali. Me enteré en una rueda de prensa allí (risas). Pero al final salió una gira muy buena y pude recuperar.

P. En Cali has ganado el segundo título profesional de tu carrera. En 2012 decías que había que mantener los pies en el suelo e ir con cautela. ¿Y ahora?

R. Igual. Los pies en el suelo hay que tenerlos siempre. Claro que estoy muy contenta por haber logrado ese segundo título. En ese momento me ayudó a no bajar en el ránking porque luego debía defender el título en Bogotá.

P. También has ganado el primer título en dobles de tu carrera. ¿Cuáles son las diferencias entre vencer en solitario a hacerlo junto a otra persona?

R. Ganar un individual no es que haga más ilusión, depende un poco del torneo. Ganar un Grand Slam de dobles haría más ilusión que ganar Cali, por ejemplo. Es diferente porque compartes la emoción con otra persona. En individual hace también mucha ilusión. El dobles también me ayuda a mejorar cosas para el individual como la volea o a tirar más paralelos.

P. En Indian Wells competiste mirando a los ojos a María Sharapova en el primer set, aunque el segundo quizá no tanto.

R. ¡En el segundo set no tuve ninguna opción! (risas). En el primer set estuve ahí. Ella empezó nerviosa, no me conocía de nada y yo venía de ganar partidos duros antes. Me puse 2-0, y aunque estába nerviosa cuando me coloqué arriba en el marcador me solté. Tuve 5-4 y 15-30 sacando ella, pero es Sharapova y si está arriba en el ránking es por algo. Encadenó cuatro buenos puntos, logró llevarse el set y consiguió dominarme. Ahí veo que la cosa está más difícil.

P. ¿Cuál es el camino para ganar a estas jugadoras?

R. Ellas están en un nivel superior. Ves que tienes el nivel, pero ellas hacen cosas que nosotras todavía no tenemos. En realidad, de nivel sí que juegan mejor pero tampoco es un nivel tan alto. Puedes jugar con ellas y hacerles partido o conseguir un set muy apretado. Si las dos jugamos bien, ahora mismo lo normal es que ganen ellas.

P. ¿Hay mucha diferencia entre el nivel medio del circuito masculino y femenino?

R. Hace un año o dos el circuito femenino era un poco más incógnita. No sabíamos quién iba a estar en semifinales y rotaban un poco más. En chicos siempre ha existido la misma tendencia: Nadal, Djokovic, Federer, Murray y Ferrer. Este año se están manteniendo un poco más las chicas: Serena está en casi todas, Sharapova también, Azarenka...

P. Lideras junto a Tita Torró y Garbiñe Muguruza la nueva guardia del tenis femenino español. ¿Qué tenéis en común?

R. Que somos de la misma edad. Cada una tiene sus cosas. Garbiñe, por ejemplo, es un poco distinta a Tita y a mi porque juega como las tenistas del Este. No está en ese rol de española. Lo bueno es que hay una rivalidad sana entre nosotras porque estamos más o menos en la misma posición y tenemos prácticamente la misma edad. Una se pone por delante y las otras dos intentan alcanzarla. Te ayuda a creértelo más y ver que lo puedes conseguir. Es bueno porque te das cuenta de lo que puedes hacer si la cosas no te van bien.

P. Has cambiado de entrenador. ¿Positivo?

R. Bien, muy bien. Al principio estaba un poco asustada. No conocía a Albert Torras de nada. Pensamos en ir a Australia y probar. Y ha salido todo genial, es lo mejor que me podía haber pasado.

P. ¿Has variado muchas cosas técnicas?

R. Empecé con Albert y me dijo que cambiaría muchas cosas. Tampoco es que haya sido una revolución increíble, pero sí hemos ido ajustando pequeñas cosas. Empezamos a trabajar el tema apoyos, por ejemplo. También me dijo: "Tenemos que corregir una cosa de esa derecha". Y yo pensaba que era mi mejor golpe.

P. ¿Qué has cambiado en la derecha?

R. La preparación. La hacía tirando un poco el codo hacia arriba y ahora la preparo más hacia atrás, más largo. Me sale la bola más fácil con menos esfuerzo.

P. ¿Algo más?

R. El saque. Un tema de colocación del pie izquierdo que hacía que me quedase sin fuerza a la hora de empujar. También los apoyos a la hora de defender. Antes me estiraba mucho y prácticamente me quedaba sin fuerza. Ahora puedo dar un paso más y me sale la bola más fácil. Han sido pequeños detalles, pero es que para estar arriba debes mejorar esas pequeñas cosas.

P. Comentaste a principios de año que querías terminar 2013 en el top 40.

R. Es difícil. Es una ilusión que tengo. Igual tiré un poco arriba cuando lo dije, pero hay que ser ambiciosa.

P. ¿Cuál es tu peor virtud?

R. No me suelo dar cuenta de que estoy haciendo una cosa mal si no me la dicen. A veces estoy dentro de la pista y desde fuera se ve muy claro que estoy haciendo una cosa mal y no soy capaz de darme cuenta y cambiarla. Muchas veces tengo que pedir la presencia del entrenador y me dice: "A ver, Lara. Llevas haciendo 40 veces la misma jugada y has ganado dos puntos".

P. ¿Y el mejor defecto?

R. La cabezonería que tengo me lleva a seguir luchando partidos y tal que se veían perdidos.

P. Has disputado partidos muy duros en 2013. ¿Con cuál te quedas?

R. ¿El mejor? El partido ante Vinci lo jugué muy bien. Perdí el primer set contra ella que estaba 16 del mundo y lo normal es que lo veas normal. La cabeza esta que tengo me permite seguir luchando y que pasen cosas de estas.

P. Lo hablábamos con Anabel Medina ayer. La crisis actual hace que todos los deportes sufran recortes y en tenis muchos torneos aumentan los premios. ¿Por qué?

R. No sé, pero que sigan haciéndolo, ¿no? (risas). Vas a Australia y está todo lleno, por ejemplo. Venden las entradas aunque pongan los precios más altos. Quizá como venden se lo pueden permitir.

Comentarios recientes