Un excelso Zverev aparta a Alcaraz de la final

El alemán despliega un nivel al saque estratosférico para inclinar a Alcaraz en las semis de Viena a pesar del buen hacer del murciano en los dos sets.

Impresionante al servicio el alemán. Foto: Getty
Impresionante al servicio el alemán. Foto: Getty

No pudo ser para Carlos Alcaraz en las semifinales del ATP 500 de Viena. Alexander Zverev ha sido demasiado para el español, especialmente al saque y le ha apartado de estar en la final del domingo. Un resultado de 6-3 y 6-3 para Sascha, demostrando sus galones, su caché dentro del circuito y dejando entrever que aún le falta hacerse un poquito más al tenista murciano, blandito en ciertos momentos del encuentro.

Segundo enfrentamiento entre el alemán y el español. El precedente no era muy halagüeño para Alcaraz ya que Zverev le había batido con claridad en Acapulco por 6-3 y 6-1. Un duro desafío para el joven murciano en las semifinales de Viena. Muy sólido y serio al servicio arrancaron los dos, especialmente Carlos, sirviendo perfecto y siendo muy agresivo y determinante. Mostrando el nivel que le había llevado a semis. Zverev tampoco se dejaba meter mano, muy expeditivo. Los detalles parecían marcar el devenir del set. Se mostrarían en el séptimo juego. Ahí, Alcaraz comenzó a flaquear, a cometer errores, pequeños errores que sin embargo iban a costarle muy caro ante alguien como Sascha, tan sólido, sin conceder nada.

Como consecuencia, el germano se llevaba el 'break' y a partir de ahí enfilaría la recta del primer set con un enorme nivel. Se empezaba a descentrar Alcaraz, fruto del servicio perdido. Zverev iba a por el español y sabedor de su inestabilidad tras el 4-3, se aferraría a la pista con uñas y dientes para obtener más errores del murciano. Con un tremendo punto sellaba una nueva ruptura para llevarse la manga inicial por 6-3. Espectacular Zverev, con el traje de super clase y demostrando sus credenciales.

Similar guion en la segunda manga

El guion del segundo set iba a ser muy similar al del primero. Si bien con algo más de complicaciones para Alcaraz en sus servicios. Zverev no cedía, no se relajaba ni lo más mínimo e inquietaba continuamente al español. Alcaraz mantenía el tipo hasta que no pudo más. En el sexto juego, los errores le condenarían, empezando por una doble falta. La versión tan excelsa de Sascha no permitía semejantes regalos. Una derecha timorata a la red le costaba perder el saque al murciano y casi toda opción de remontada. El saque para cerrar el partido fue en el único en el que Alcaraz iba a disponer de punto de 'break'. Errático por primera vez en el encuentro Zverev, que por otro lado iba a salvar de manera espléndida esa oportunidad de Carlos. Un juego disputado e intenso que se cerraría con un saque directo del alemán, un perfecto símil de su nivel increíble con el servicio. A la final el de Hamburgo por 6-3 y 6-3. Alcaraz, a seguir aprendiendo de los mejores.

Comentarios recientes