Los veteranos asaltan Roland Garros

El cuadro masculino de Roland Garros contará con cincuenta jugadores con la treintena ya cumplida. Será récord en la Era Open.

Es mucho suponer, pero si el próximo 3 de junio Rafael Nadal sigue en París significará dos cosas. La primera es que habrá llegado a semifinales de Roland Garros 2016, donde posiblemente tenga que cruzar con Novak Djokovic. La segunda, que justo ese día celebra su cumpleaños, el número 30, dato que le sitúa como el quincuagésimo tenista del cuadro masculino en alcanzar esta edad o incluso superarlo. Cincuenta raquetas conviviendo en la treintena, un dato que se convertiría en récord en la Era Abierta y que obliga a reflexionar sobre la situación actual.

¡Y falta Federer! Es el titular que se podría extraer del análisis de edad que ha dado a conocer los servicios de ATP Media Info acerca del tremendo grado de veteranía que vamos a tener en el Roland Garros masculino que mañana mismo comienza. Wawrinka, Tsonga, Berdych, Ferrer, Isner, Simon, Anderson, Feliciano, Troicki… y en unas semanas Nadal. El grupo de treintañeros de la ATP ha ido creciendo con el paso del tiempo y los jóvenes siguen sin dar el esperado relevo. Esta vez serán casi 50 los presentes, recordamos que el cuadro es de 128, por lo que el dato gana especial importancia al tratarse casi de la mitad.

El colmo se lo vuelven a llevar dos hombres que continúan haciendo historia pese a su longevidad. El primero es Ivo Karlovic, todavía carne de top30 pese a las dificultades por la que ha pasado y el gran hándicap que requiere su juego sustentado totalmente en el servicio. Y segundo, Radek Stepanek, el incansable, el hombre que con 37 años (misma edad que el croata) se planta en París para disputar la fase previa… ¡y la pasa! Ganando a muchachos a los que casi dobla en edad. Mérito incalculable y ejercicio notable de humildad. En el otro bando, Taylor Fritz partirá como el jugador más joven del cuadro con sus 18 años y cinco meses a cuestas. Los Zverev, Coric o Halys le acompañarán representado a una generación que todavía tiene mucho que trabajar.

Estamos ante un récord en territorio Grand Slam pero que se extrapola al circuito en general. La edad de retirada de los jugadores es cada vez más alta y la de ingreso en el top100 es cada vez menos. ¿Por qué? En principio, el motivo parece obvio: si los de arriba no dejan un hueco, nadie va a venir a ocuparlo. Ahora los deportistas se cuidan más, trabajan más acorde a su condición, eligen mejor el calendario y, por supuesto, tampoco los jóvenes vienen apretando demasiado fuerte desde abajo. Es una mezcla de ingredientes lo que ha provocado este tapón en la clasificación del que seguro en un par de años ya ni nos acordamos.

Pero de momento, toca disfrutar de nuestros veteranos. Del elixir en la raqueta de Karlovic, la eterna juventud de Stepanek, la constancia de Feliciano, los bemoles de Ferrer y la madurez de un Rafa Nadal que ya va camino de la treintena. Hasta él, aquel niño que levantaba la Copa de los Mosqueteros con 19 años recién cumplidos, se ha terminado haciendo grande. Suerte la nuestra de poder haberlos disfrutado y de poder seguir haciéndolo.

Comentarios recientes