Verdasco sobre Rublev: "Me ha sorprendido, con 17 años que tiene, lo maleducado que es"

El madrileño explotó tras la derrota ante Andrey Rublev: lo tachó de maleducado, de irrespetuoso y confesó que estuvo a punto de borrarse del Godó.

Fernando Verdasco cayó en su estreno en el Conde de Godó ante el número uno del mundo júnior, Andrey Rublev, por 7-6, 6-3 y se enojado con la actitud del ruso. El madrileño no se encontró bien físicamente, confesó que estuvo a punto de borrarse del torneo y calificó el tenis de Rublev de "lotería" debido a su agresividad y potencia.

Un debut contra un jugador que no se conoce en el circuito suele tener un peligro añadido y esto fue lo que le pasó al madrileño Verdasco. “Al principio del partido tuve la oportunidad con el 5-2 pero él jugó todo el partido muy a saco, muy agresivo, a todo o nada. En general estuvo bastante acertado pero era un jugador que no había visto jugar antes. Sabía que le había ganado a Carreño en Miami pero nunca lo había podido ver jugar. A veces los principios de partido te pueden sorprender, son complicados. En el calentamiento ya lo vi que jugaba con mucha intensidad y lo que más me sorprendió fue lo acertado que jugó”.

Sin embargo, parece que hubo algo que le llamó todavía más la atención y fue, según cuenta el madrileño, la mala educación de Rublev. “Para mí no es garra, es mala educación lo que tiene. Me ha sorprendido, con 17 años que tiene, lo maleducado que es y la falta de respeto contra el otro jugador, en este caso, yo". Preguntado sobre qué era exactamente lo que había pasado, evitó dar detalles. “Mil cosas, no voy a entrar en polémica pero me ha parecido bastante maleducado”, zanjó.

Verdaso, le sacó espinas al hecho de perder contra un jugador júnior ubicado en el puesto 329º del ranking mundial. “A mí el que tenga 17 años me da exactamente igual. Lo que me fastidia es no haber podido estar al cien por cien y no haber podido hacer mi juego. A mí que tenga 17 años, ¿qué más me da? ¡Como si tiene cinco! A mí lo que me preocupa es cómo juegue yo, lo que haga él me da igual".

“Me encontré un jugador que no paraba de encontrar líneas, de jugarse todas... es complicado. Porque si es un jugador que puedes entrar más en juego y te deja jugar a un ritmo más normal, puedes ir entrando más fácil pero contra un jugador así, que juega todo a saco, que de repente te mete dos, te falla cuatro, te mete ocho… es totalmente una lotería”, añadió.

Verdasco no estuvo regular a lo largo del partido. Ni de tenis ni de físico porque venía cargado. “Estuve mal físicamente, a punto de borrarme del torneo. Albert Costa (director) me intentó convencer para que jugara porque realmente estaba muy cansado después de Montecarlo y de toda la gira de Estados Unidos. Estuve a nada de borrarme porque tanto físicamente como mentalmente estaba bastante saturado. Al final decidí jugar pero se ha visto que hoy, mis piernas no iban", confesó.

Para terminar una rueda de prensa donde no se mordió la lengua, Verdasco comentó: “Si llega el último juego y me pega 3 winners a la línea, ¿qué quieres que haga? No puedo hacer nada. Lo que no voy a hacer yo es jugármela cuando está con calambres”.

Comentarios recientes