Bautista: "Cuando menos he pensado las cosas, han llegado"

El castellonense reflexiona en una entrevista sobre varios temas como el respeto del vestuario, la próxima Copa Davis y cómo se enteró de su ingreso al top-10

Roberto Bautista en Montreal. Fuente: Getty
Roberto Bautista en Montreal. Fuente: Getty

Roberto Bautista se encuentra recargando las pilas de cara al último Grand Slam de la temporada. Este es un periodo de descanso que sabe mejor; el castellonense por fin tiene las privilegiadas vistas del top-10, un reconocimiento a su consistencia durante 2019 que, quizás, se vea recompensado con un billete a las Finales ATP. No es descartable, pero Roberto sabe que la única fórmula para ubicarse entre las ocho mejores raquetas del mundo es la del trabajo y la solidez, máximas innegociables en su tenis.

"Cuando menos he pensado las cosas han ido llegando solas y yo quiero seguir con la misma pauta y las mismas rutinas. Esa va a ser nuestra receta, ojalá poder estar en Londres", confiesa Bautista en una entrevista al diario MARCA en la que tocó diferentes asuntos. Y es que es importante no poner demasiada presión sobre los hombros de uno mismo, pues eso acaba siendo el mayor impedimento de cara a alcanzar los objetivos. Así lo confiesa el de Castellón al hablar sobre su partido ante Monfils en Montreal: "Cuando Pepe (Vendrell, su entrenador) y yo nos metemos algo en la cabeza y nos decimos de esto no hablamos, no hablamos. No hemos hablado del ranking, pero los dos teníamos la mosca detrás de la oreja. Llevamos mucho tiempo en el circuito. La primera vez que estuve 13 del mundo fue en 2014. Varias veces me había quedado cerca de estar entre los 10 mejores; en el partido ante Monfils, sin haber mirado nada y sin haber hecho cálculos, yo sabía que si ganaba iba a ser top-10. Jugué un pelín más nervioso de lo normal. En algún momento me faltó tranquilidad y un poco de pausa. A veces las cosas no salen como uno quiere y hay que continuar trabajando como hice después en Cincinnati".

No pudo ser en Canadá, pero Ohio cambió las cosas. La retirada de Fognini facilitó el objetivo a un Bautista que repitió el resultado de la semana anterior, unos cuartos de final que, ahora sí, rubricaban toda una carrera de dedicación y lucha. ¿Sintió Roberto la misma presión en su partido ante Kecmanovic o aprendió la lección? "Cuando entré a jugar contra Kecmanovic sabía que pasaba a Fognini, pero no que tenía asegurado el décimo puesto. Me lo dijo mi novia después, al salir de pista. Le pregunté si estaba segura y me contestó: "Sí, sí, que ya lo he mirado". Yo le dije que hasta que no lo viera no me lo iba a creer. La sensación que tuve es de felicidad, de orgullo, de satisfacción después de muchos años luchando por ser mejor".

Ese camino por el que ha pasado Rober no ha sido fácil. El año pasado se encontraba luchando con una lesión muy dura que, a estas alturas de la temporada, le imposibilitó poner un pie en la pista. Ahora, su nuevo estatus le ha transferido un nivel extra de respeto dentro del vestuario: "Durante la lesión, la verdad es que lo pasé mal tanto personal como físicamente. Gracias a seguir peleando y a no arrojar la toalla estoy donde estoy. Ahora noto el respeto tanto dentro de la pista como en el vestuario. Es importante tener ese respeto, sobre todo trabajando y actuando dentro de la pista".

Por último, Rober también tuvo palabras para la nueva Copa Davis que, a finales de temporada, se disputará en suelo español. No en vano, podría ser pieza capital de la misma junto a Nadal, que aprovechó para darle un consejo sobre cómo digerir su nueva posición: "Rafa me ha comentado que si soy capaz de continuar tranquilo y calmado va a ir todo bien, que es importante no obsesionarse. La Davis nos ilusiona a todos porque es en España, lo estuvimos hablando con él en Montreal. Hay que formar el mejor equipo posible y llegar sanos".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes