Tsitsipas camina hacia el Olimpo australiano

Espectacular partido al saque del griego que estuvo brillante en los momentos clave para doblegar en 4 sets la resistencia de Bautista y meterse en semis.

El griego sigue con su camino de ensueño y se mete en sus primeras semifinales de Grand Slam.
El griego sigue con su camino de ensueño y se mete en sus primeras semifinales de Grand Slam.

Este chico es definitivamente de oro. El griego Stefanos Tsitsipas, a sus 20 años, ya es semifinalista del Open de Australia 2019 tras superar al español Roberto Bautista Agut en cuatro apretadísimos sets (7-5, 4-6, 6-4 y 7-6(2)). Un choque de 3 horas y 15 minutos en el que el heleno supo lidiar mejor con los momentos candentes del choque. Bautista llevó el peso del partido en muchas fases pero acabó por arrugarse y se vio subyugado por el tremendo desempeño al saque de Tsitsipas.

Bajo un sol radiante daba comienzo el primer cuarto de final del cuadro masculino del Open de Australia 2019. Quién iba a decir que Roberto Bautista llevaba en el cuerpo la paliza que llevaba. Aparentaba una frescura espectacular en el inicio del partido. Y sobre todo, una pegada con sus golpes, en especial con la derecha, que desarbolaba por completo al griego. Curiosamente, Roger Federer había sido incapaz en casi cuatro horas de quebrar el servicio de Tsitsipas. Bautista en menos de 5 minutos ya había conseguido lo que parecía una proeza. Ese 'break' inicial era una gran noticia, pero quedaba todo el set por delante y al castellonense se le hizo largo. Mantuvo la ventaja hasta el octavo juego. El ateniense iba ganando enteros, agresividad y acierto para voltear finalmente la situación. En el duodécimo juego, Tsitsipas asestaba un golpe certero sobre el español, que se estaba enredando con más errores no forzados de los esperados. Stefanos cerraba por 7-5 el primer set de una batalla que en cualquier caso prometía ser muy dilatada.

Derroteros muy similares a los del primer set tomaría el segundo parcial. Un Bautista más espabilado y vivo que Tsitsipas sacaba tajada de ello y comandaba pronto el marcador con un 'break' en el tercer juego de la manga. En esta ocasión y a diferencia de lo ocurrido en el set inicial, el castellonense no permitiría que el griego le recuperara la desventaja y Bautista sellaba por 6-4 el segundo set. Mucho más que Tsitsipas, más concentrado. El ateniense había bajado enteros en su tenis y ahora el español dominaba con más autoridad sobre el azul de la Rod Laver Arena.

Y es que Tsitsipas evidenciaba no saber bien qué hacer. Había entrado en un estado de apatía, perdiendo mucho porcentaje de primer servicio, careciendo de la chispa del primer set. Ante Bautista eso significaba ir por detrás en el marcador. El español, a su estilo, motor diésel, no se frenaba, seguía percutiendo como un martillo sobre la maltrecha moral del griego que no reaccionaba. De nuevo 'break' arriba para Bautista en la tercera manga que se antojaba capital para el devenir del partido. Y esto lo sabía el jovencísimo tenista heleno que despertaba, salía de su letargo y agobiaba a Bautista para reestablecer la igualdad en el marcador. Con tintes muy similares a los del primer acto, Tsitsipas quebraba una vez más al español para adjudicarse el tercer parcial por 6-4. En los momentos clave el griego se inspiraba, subía muchísimo su nivel y demostraba tener más armas y soluciones que un Bautista al que la cabeza y no tanto el físico le empezaban a decir 'basta'.

A ritmo de saques iba a evolucionar la cuarta manga. Especialmente en el lado de la pista defendida por Tsitsipas. Estaba cosiendo a saques directos y saques sin devolución a Bautista, cortando el ritmo del castellonense. Tras varios escarceos, la manga se marcharía a la muerte súbita, que sería efectivamente la sentencia para Bautista. Un desempate espléndido del griego que había desarovechado en el anterior juego dos bolas de partido. Con arrojo, madurez, atrevimiento, agresividad y muchísima calidad, avasallaba al español para dominar sin paliativos el 'tiebreak' y dejar con 7-2 el juego decisivo que cerraba el encuentro y ponía la quinta victoria seguida a 4 sets para Tsitsipas, todos los partidos en Australia. Las semifinales esperan al heleno donde Rafa Nadal o Frances Tiafoe lidiarán con este auténtico fenómeno por estar en la gran final, en el Olimpo australiano.

1085988824

LA APUESTA del día

Comentarios recientes