Del Potro sale indemne de un partido para olvidar

El argentino resolvió el encuentro aplazado ayer con un 7-6 en el 4º set, levantando un break en contra y citándose con Nadal en cuartos.

No hay triunfo más satisfactorio que aquel obtenido por medio de la garra, el sufrimiento y la fortaleza mental. Juan Martín Del Potro sale tremendamente reforzado de su duelo de octavos de final de Wimbledon 2018 contra el francés Gilles Simon. El argentino tuvo serios problemas para desbordar a un tenista con un potencial mucho menor que el suyo, y más aún en hierba. Tras aplazarse el encuentro por falta de luz en la jornada de ayer con un marcador de dos sets a uno en favor del tandilense, se esperaba que en la reanudación Juan Martín impusiera su ley sin reparos pero quedó claro que no era éste un compromiso para jugar bien, sino para ganar a toda costa.

Y eso es lo que hizo el sudamericano. Salió algo falto de intensidad y cometiendo errores poco propios de un jugador de su categoría. Los problemas experimentados en el primer día de partido a la hora de elegir los golpes a ejecutar, continuó en los compases iniciales de esta cuarta manga, llegándose a poner Simon con una ventaja de 3-1. Fue un clásico la ventaja del galo en el marcador en todos los sets del encuentro, como también su falta de chispa y carácter competitivo para mantenerse por delante hasta el final.

[getty:994686678]

Volvió a emerger Del Potro de sus dudas e inseguridades, volvió a pensar y a desprenderse de las malas sensaciones practicando un juego simple y efectivo. No necesita el argentino asumir excesivos riesgos para desbordar con su derecha, lo cual se vio en cuanto empezó a moverse de manera más ágil y poder ponerse con su derecha invertida. Tomó ventaja de 5-4 y saque y ahí llegó el drama y la clara representación de lo que supone jugar puntos sin confianza.

Del Potro perdió infinidad de bolas de partidos, algunas de ellas con errores infantiles, dejando entrar en el partidod a un Simon cuya habilidad para jugar al máximo nivel cuando va a remolque en el marcador es inifinita. El partido volvió a igualarse y se fue al tiebreak, donde el argentino impuso su ley con más corazón que cabeza. 7-6 (1) 7-6 (5) 5-7 7-6 (5) fue el resultado final del encuentro en favor de un Juan Martín Del Potro que se medirá con Rafael Nadal en los cuartos de final de Wimbledon 2018.

Comentarios recientes