Santiago Giraldo: “Necesitaba un tiempo para encontrarme conmigo mismo”

Después de cuatro meses alejado del mundo del tenis, el colombiano repasa esta nueva etapa de su vida y anuncia su regreso a las pistas en marzo.

Santiago Giraldo durante un entrenamiento. Fuente: Getty
Santiago Giraldo durante un entrenamiento. Fuente: Getty

Si algo no va bien, lo mejor es parar, reflexionar y cambiar. Es lo que debió pensar Santiago Giraldo después de la serie de Copa Davis que enfrentó el pasado septiembre a Croacia y Colombia. Cuatro meses desde aquella eliminatoria, la última que se vio al de Pereira en acción compitiendo en un partido oficial. Después de un tiempo de desconexión donde el tenista ha aprovechado para descansar, viajar y recuperar energía, Match Tenis dialogó con el ex número 28 del mundo sobre esta etapa de espiritualidad y un regreso al circuito planeado para el próximo marzo.

“Han sido días increíbles, muy intensamente vividos”, confiesa el colombiano. “No hacía planes muy largos, sino día a día, pero con la plenitud de vivirlos al máximo. Quería tener un tiempo de desconexión, de libertad; después de esos casi 25 años ininterrumpidos, tener un tiempo para mis cosas personales, para encontrarme conmigo mismo, para estar con mi familia, con mis amigos y estar en los lugares que quería estar”, repasa un Giraldo que hoy se ubica más allá de los 200 mejores del mundo.


Fue un momento de mucha tensión que requería dar un paso atrás para reflexionar y valorar lo presente. Pero sobre todo, para aparcar un poco el tenis. “No era un descanso sino una libertad en general. Tenía que cuidar mi cuerpo también. Siento que el cuerpo ha reaccionado muy bien en estos casi cuatro meses que de alguna manera les llamo sabáticos, pero si he jugado algunas veces. Cada ciertos días juego, afortunadamente he encontrado un muy buen timing, el cuerpo está muy bien, estoy exactamente en el mismo peso de cuando lo dejé”, argumenta el pupilo de Felipe Berón.

Dentro del saco de todos los planes que hizo Santiago durante estos meses, fue viajar al que más empeño le puso. “Las personas que me conocen saben que me gusta mucho, disfruté de las expediciones en Racer y Polaris por nuestra maravillosa Colombia, los caballos; paseos en río, el mar y los lugares donde viví: fui a Barcelona, a Madrid, a Marbella, a México, a Miami…y bueno, a Colombia, que es una de las cosas más lindas que he hecho. En estos cuatro meses sentí claramente que quería volver”, subraya el sudamericano.

Pero de entre todos esos viajes, hubo uno que le hizo especial ilusión a Giraldo. “Marbella, allá yo tenía mi casa, mis cosas, el grupo espectacular allá en Marbella, al cual le tengo una gratitud impresionante. Quería ver qué iba sintiendo esos días y en ese momento sentí claramente que tenía un grupo de personas increíble que me habría ayudado muchísimo, pero era el momento de regresar. Entonces, digamos que cerré la base, pero obvió vendré a visitarlos muchas veces y a entrenar incluso en muchos momentos, pero Marbella en este momento está cerrado”, señala el jugador. “Y con Pepe Imaz, gratitud máxima, es una de las personas que más me ha ayudado en mi vida. Un capo puntual de mi vida. Le tengo mucho afecto y creo que es una persona increíble”, destaca.


Meses de descanso y de cambios para un Giraldo que incluso ha modificado su aspecto externo. “Me considero una persona muy rebelde desde pequeño, muy cambiante; simplemente esto ha sido parte de todo el proceso. Esto ha sido increíble, ha sido enriquecedor, ha sido cada día más aprendizaje, más gasolina de la que yo considero buena para mi vida. Entonces aproveché después de todo esto también como en temas de salud, me hice un láser en el ojo que necesitaba, porque tenía un pequeño problema. Arreglé un tema de la respiración en la nariz y aprovechando eso, dije, necesito un cambio en mi aspecto acorde a lo que quiero, me rapé y así me siento muy bien”, indica con una sonrisa el colombiano.

“He hecho lo que he tenido que hacer y he estado muy bien. En el segundo mes sentí que tenía mucho amor por el tenis. Me encanta jugar, me encanta viajar. La saturación era simplemente por la competición; creo que ahora puedo tomar una perspectiva diferente del juego con posibilidades reales de lo que sé que juego”, valora el de 30 años. “Y sí, empiezo a entrenarme nuevamente con un equipo de mucha confianza aquí en Colombia. Toda mi gratitud a los patrocinadores que tuvieron esa lealtad y esa gratitud de vuelta para apoyarme. Empiezo en enero con dos semanas de pretemporada muy intensa, con calma, con mucha estructura, con mucha tranquilidad para estar después en marzo, cumplidos los seis meses del tiempo que yo quería aparte de la competición para realmente sentir qué era lo que quería hacer y lo que puedo hacer. Estoy dispuesto a volver ya preparado”, concluye.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter