Federer vuela hacia las semifinales de Australia

Roger consiguió su billete a semifinales en Australia después de derrotar sin problemas a Mischa Zverev en tres sets. Peleará con Wawrinka para llegar a la final.

Roger Federer celebra su pase a semis en Melbourne
Roger Federer celebra su pase a semis en Melbourne

En poco más de hora y media, Roger Federer selló su pase a las semifinales del Open de Australia después de derrotar al alemán Mischa Zverev por 6-1, 7-5 y 6-2. Tan sólo en el segundo set, el suizo pasó por un poco más de problemas, pero siempre tuvo el partido controlado.

Fue un visto y no visto el primer set. Zverev parecía acusar un poco los nervios de sus primeros cuartos de final en un Grand Slam y de un escenario como la Rod Laver Arena ante un rival como Federer. Sale con el brazo un tanto rígido y sus subidas a la red eran bastante inocentes. Alguien de la experiencia de Roger, a quien además le va perfecto este tipo de juego, no lo desaprovechó y empezó a sumar puntos y puntos hasta cerrar el primer set en menos de 20 minutos.

Ese marcador pareció hacer despertar al alemán, que comenzó a calibrar sus voleas y subidas a la red. Metía mucha más presión al suizo, que empezó a tener problemas para controlar el empuje de Mischa. Llegamos incluso hasta a ver un break del alemán en una situación de partido que encogió el corazón de todos. Zverev intentó un passing donde la pelota golpeó la cinta de la red, dejándola muerta justo delante. Roger se resbaló y envió la pelota fuera. El de Basilea se quedó agachado y la sombra de su maldita lesión de rodilla apareció en Melbourne.

El que les escribe le ve los siguientes juegos un tanto agarrotado a la hora de moverse, sobre todo lateralmente. Justo coincide con unos juegos en los que Zverev se acerca a tener bola de break, pero que Roger ventila con solvencia. Para cuando el set se encaminaba al desempate, Federer saca a pasear su revés, el mismo que está funcionando como nunca en este Open de Australia, y consigue varios winners de revés que le hacen conseguir un break muy oportuno que le dejaría a un solo set de alcanzar la semifinal.

Roger comenzó con una marcha más esta tercera manga, queriendo acabar lo antes posible para poder descansar y para poder evitar que su rival tomase alguna ventaja que le diera esperanzas de meterse en el partido. Así, el suizo no tardó en conseguir el break necesario para caminar con ventaja y llevarse así sin demasiadas complicaciones el encuentro.

De esta forma, Federer alcanza las semifinales de Australia, algo impensable hace un par de semanas, cuando volvía tras seis meses de parón y tras ver el cuadro que le había tocado. Roger tendrá que pelear por un puesto en la final con su compañero y amigo, Stan Wawrinka, en el que será, sin duda, el rival más complicado que tendrá que afrontar desde su regreso. Un partidazo que seguro no querrá perderse nadie.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes