Orsanic sale en defensa de Del Potro por su ausencia en la Davis

“Si alguien le critica porque no juega la serie es que no entiende mucho”, responde el capitán argentino. ¿Pero de verdad necesita Delpo tanta preparación?

Como un jarro de agua fría ha sentado la renuncia de Juan Martín del Potro a disputar el primer Grand Slam del año, el Abierto de Australia así como la primera ronda de la Copa Davis, aunque en este último caso aún no es oficial. El de Tandil quiere prepararse de manera minuciosa para el resto de la temporada y evita precipitarse y quemarse desde el comienzo del 2017. Todos esperábamos con ganas el arranque del nuevo año del gigante argentino en tierras australianas y a muchos seguro que no les ha sentado nada bien. El capitán de Copa Davis, Daniel Orsanic, ha salido a defender y apoyar la decisión de su jugador, anteponiendo todo lo conseguido en estos últimos meses y restando importancia a sus renuncias.

“Lo que Juan Martín y el resto del plantel de la Davis le han regalado al tenis argentino es lo más grande que hay”, ha dicho Orsanic para La Nación. “Si alguien le critica porque no juega la serie es que no entiende mucho”, considera el capitán argentino que avisa: “Hay que ser cuidadosos con no engancharse en por qué no puede estar en la Davis en vez de estarle agradecido por lo que nos ha dado”, ha contado.

Orsanic conoce bien a Del Potro al que siguió en el algún torneo del circuito en este 2016 antes de la final de la Copa Davis ante Croacia. Y entiende perfectamente que el tandilense quiere tomarse su tiempo y quitar de su calendario de 2017 el primer mes y pico de competición. “El hecho de que haya renunciado a jugar en Australia ha evidenciado en qué ritmo se está moviendo él para prepararse en condiciones de cara a la próxima temporada”, explica Orsanic. “Más de lo que le ha dado a Argentina no se le puede pedir. Si llega a jugar ante Italia, buenísimo, si no, buenísimo igual. No será un drama. Todo aficionado al tenis debería agradecerle lo que ha hecho y alentarlo en cualquier decisión que tome. Yo solo sé darle las gracias”, se sincera el capitán del equipo que ha sido capaz de conseguir la primera ensaladera de la historia de Argentina.

Juan Martín del Potro ya había anunciado en una rueda de prensa en Buenos Aires la semana pasada que la cita de la Davis ante Italia no era la idónea para él. Especialmente por ser en tierra batida.

Del Potro pone en duda su presencia en Australia

Del Potro pone en duda su presencia en Australia

El argentino reconoce que tiene "sensaciones encontradas" de cara a su decisión de disputar el primer grande de la temporada 2017

Seguir leyendo

¿No son quizá exagerados los tiempos que está marcando Delpo? Dejar fuera del calendario la primera ronda de la Copa Davis, por mucho que fuera en casa, parecía lógico. Cambio de superficie, el deber más que cumplido tras levantar la ensaladera en diciembre ante Croacia… Pero la cita del Abierto de Australia se presentaba ante él muy tentadora, a menos vista desde el prisma de los aficionados, sobre todo de los incondicionales suyos.

A sus 28 años uno tiende a pensar que debería estar físicamente más entero. Y ser más ambicioso con sus calendarios. Pero hay una verdad innegable. Y es que el calvario por el que ha pasado el de Tandil está aún demasiado presente en su cabeza. No quiere ni por asomo volver a algo así. Esa es la prioridad número 1 del argentino. Ninguna otra. A muchos sorprendió su renuncia este año a jugar Roland Garros. Se preparó en cambio para la hierba mirando ya hacia la cita olímpica. Y el resultado fue todo un éxito.

Pareciera que en vez de 28 tuviera 35 años viendo sus planificaciones. Pero estar al borde del retiro te hace ser extremadamente cauteloso. Del Potro se sabe muy bueno pero también sabe que llevar a su cuerpo a excesos muy generosos puede ser pan para hoy y hambre para mañana. Aunque pueda sentar mal estas ausencias, hay que estar con él como dice Orsanic y que esperar a que regrese en toda su plenitud. Seguro que no defraudará a nadie.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes