Gustavo Kuerten: “Federer es el único que puede frenar a Djokovic”

El ex número uno habla sobre Djokovic, Federer y Nadal. También opina acerca de las posibilidades de Brasil en los próximos Juegos Olímpicos.

Gustavo Kuerten siempre es una voz autorizada para opinar sobre el tenis actual y la ‘escasa’ pelea que se está viviendo en la cabeza de carrera de la ATP. El brasileño habló hace unas semanas acerca del reinado de Novak Djokovic, las armas de Roger Federer o la situación de Rafael Nadal, los tres jugadores que han marcado una época inabordable en el presente milenio.

“Djokovic está en un nivel más alto que todos los demás jugadores, el único que pudiera enfrentarle de verdad es Federer. Es impresionante ver el nivel alcanzado y su capacidad de evolucionar; el US Open es el torneo que me dejó aturdido porque a pesar de no jugar bien, logró ganar el torneo. Esto es lo que da miedo”, afirma el brasileño.

“En los próximos dos años, Novak tendrá la oportunidad de estar más cerca del récord de Grand Slam de Federer y podría convertirse en uno de los más fuertes en la historia. Ganar es complicado. El único disparo vulnerable que tiene es el drive, como en el partido ante Simon. Hay un espacio, aunque muy pequeño, para que los oponentes puedan hacerle daño, pero en los Slams, a cinco sets, es difícil", añade Guga.

Pero si hay alguien indefinible para Kuerten ese es Roger Federer. "Si tuviera que elegir los diez mejores jugadores de la historia, él estaría allí. Si pensara en el top 5, o top3 o top2, todavía estaría allí; por algo será. Es difícil decir quién es el mejor jugador de todos los tiempos, porque no es justo hacer comparaciones, pero él es uno que siempre será considerado como uno de los más fuertes. Es una persona espectacular, con un carisma especial para el tenis y una amabilidad única. ¡Jugamos en la misma era!", recuerda el de Florianópolis.

¿Y Rafa Nadal? ¿Volveremos a ver su mejor versión? "Tenemos que esperar todo de alguien como él. En 2013, él vino de una lesión y regresó al número uno, aquello era esperar lo imposible. El principal problema es la confianza, antes que sentirse imparable en el campo. Pero es algo que lleva en la sangre, siempre está decidido a ganar", subraya el tricampeón de Roland Garros.

Solo faltan cuatro meses para los Juegos Olímpicos de Río per la leyenda brasileña no se calla al destapar las vergüenzas por las que todavía pasa su país. “Estamos teniendo un tiempo de optimismo y la capacidad de conseguir un resultado interesante. Creo que Brasil va a romper el récord de medallas en los Juegos Olímpicos, pero aun así será corto. Nuestros objetivos son pequeños en comparación con las oportunidades que están ahí. Estamos limitados por la situación interna, demasiado drástica y dramática. No se puede esperar que los Juegos Olímpicos sean a tu manera si el país no lo está haciendo bien en educación, la infraestructura o la seguridad”, indica el ex jugador de 39 años.

“Las necesidades básicas se logran a través de grandes cambios. Pero mientras mantengamos este mantra para inventar leyes, hacer las cosas por la fuerza e imponer a la gente a seguir ciertas reglas, las cosas no van a funcionar. Debemos guiar a la gente y enseñarle cómo establecerse, enseñarles sus derechos, sus obligaciones y sus responsabilidades. Hay que buscar un mayor beneficio colectivo. Me atrevo a decir que Brasil es ahora más individualista que nunca. En el pasado, el país no tenía dinero, pero se pensaba de una manera más colectiva. Hoy veo el país en unas condiciones económicas más favorables, pero todo el mundo quiere todo para sí mismo", concluye.

Comentarios recientes