Federer sabe cómo

Federer derrota al número 1 del mundo en base a un servicio sobresaliente y un día gris de Djokovic, que se mostró inseguro e inferior desde el fondo

Roger Federer produjo la sexta derrota de Novak Djokovic en 2015 (7-5 6-2), acabando con la imbatibilidad del número 1 desde 2012 en el O2 de Londres, y haciéndose con la tercera victoria del año sobre el serbio, articulando un guión inmaculado en cuanto a sus intereses. Con un gran nivel al servicio, kilos de concentración y mucha determinación desde el fondo, inclinó a un Novak humano. El más humano desde Cincinnati. El helvético lidera el grupo Stan Smith tras la segunda jornada.

Arrancó el encuentro construído sobre un mismo pilar a ambos lados de la cancha. Los servicios de suizo y serbio fueron el mejor tiro de ambos en toda la primera manga, la cual dibujó 47 de sus 60 puntos por debajo de los cinco golpes. Porcentajes extraordinarios, dignos de una exhibición de primeros tiros sobre la devolución del rival, explicativos de un ritmo de encuentro encaminado al detalle y el aprovechamiento de oportunidades de break, la mayoría de ellas generadas por el de Basilea. Salvada la única a favor del serbio, en el primer juego, el número 3 del mundo aseguró un tie break al que no necesitó llegar.

Tras un par de vaivenes entre el deuce, el breakpoint y la ventaja de Novak, Roger se hacía con la primera manga y abría brecha con un parcial abierto de 4-0 entre el cierre del primero y la apertura del segundo. En esos compases se vio a Nole tenso, incómodo en la media pista, con un nivel de concentración muy inferior al de un Roger que marcó diferencias desde su entereza y continuidad desde el fondo de la pista, donde el suizo ni mucho menos fue inferior, como así parecía ser sobre una pista idílica para el ritmo del número 1.

Con errores impropios, Novak regalaba su segundo turno al saque consecutivo, pero rápidamente recuperaba con un contrabreak que anticipaba una posible avalancha de las que Nole produce cuando pierde el primer set. Tras igualar a dos, Federer, que seguía muy bien al servicio, se puso 3-2, sin verse afectado por la ventaja cedida. Ahí apareció el Djokovic más irreconocible. Escrito en la previa, el partido perfecto para los interesantes de Roger se estaba dando: muy continuo y concentrado con su servicio, un primer set en su bolsillo y un Novak irregular y bajando el nivel.

El suizo fue el dueño de la táctica, pues cuando el servicio de Nole bajó enteros, el suizo manejó mejor los tiempos desde atrás, maniobró con soltura el ala del revés y puso a correr a su oponente cuando encontraba ángulos cortos. Cuando Nole entraba en la pista para cerrar, aparecieron dudas poco frecuentes en el pupilo de Marian Vajda y Boris Becker. Roger se hizo con un segundo break y servicio, momento del encuentro que Novak ya no pudo frenar. Acelerado el choque, Roger metió la directa y cerró la cita con otra nueva rotura que le da el liderazgo del grupo y un billete para las semifinales del sábado.

Comentarios recientes