Djokovic se quita la espina

El serbio supera a Wawrinka en París, algo que no pudo hacer en Roland Garros, y disputará su decimocuarta final consecutiva de la temporada.

No. Hoy tampoco hubo sorpresa. Novak Djokovic volvió a ser el mejor sobre la pista de tenis en su encuentro de semifinales del Masters 1000 de París-Bercy en el que venció en tres mangas a un Stan Wawrinka (6-3, 3-6, 6-0) que no pudo alcanzar la suficiente regularidad para luchar con el número uno del mundo. El de Belgrado, campeón en las dos últimas ediciones, buscará su cuarto título bajo la bóveda francesa ante Andy Murray, rival al que ya se ha enfrentado esta temporada hasta en seis ocasiones.

Todo se resuelve desde el inicio. ‘Ya ves tú, vaya cosa tan novedosa’, diréis algunos. Está claro que cualquier partido de tenis se empieza a ganar desde los primeros compases, allí donde dos jugadores aparecen con rostro gélido y fríos movimientos. Con Djokovic, sin embargo, en esos primeros minutos es donde los partidos se empiezan a perder. Y al final se pierden. Como un huracán que lleva paralizado esperando el toque para arrasar, el serbio salta al ruedo barriendo a su oponente con todas sus artes y sus magias, sin dar apenas opción de respuesta o contraataque. Así normal que todos los jugadores acaben rendidos al poderío del balcánico.

Wawrinka no fue diferente a los demás y se vio superado claramente en una primera manga en la que Novak comenzó con un break a favor en el tercer juego y que ya no soltaría hasta que se fuera al banco con el parcial en su bolsillo. Un 6-3 más que suficiente para bajarle la moral al más motivado. Y eso que hoy el partido traía miga por lo sucedido hace casi cinco meses en Roland Garros. Otra vez los mismos protagonistas batallando en la ciudad del amor, pero esta vez sin tierra de por medio y con la ausencia del sol. A priori, condiciones que le favorecían en demasía al número uno del mundo, algo que él mismo se encargó de confirmarlo.

Salío cabreado Wawrinka en el segundo parcial, tanto que nada más pisar el cemento regaló su servicio sin sentido. La furia, si no está bien enfocada, puede volverse en tu contra. Pero tenía tiempo de controlar ese fuego, tanto que del 0-2 pasó al 4-2 casi sin darnos cuenta. Rompiéndole el servicio a Novak en dos ocasiones consecutivas. “¡Hay partido! ¡Hay partido!”, gritaba algún insensato desde la grada, pero no, tenía razón aquel inocente desconocido. La manga acabaría siendo de Wawrinka por un replicante 6-3 que forzaba aquella guerra al parcial definitivo, algo que Djokovic no probaba desde las semifinales de Cincinnati ante Dolgopolov. Su racha de 29 sets ganados al hilo se esfumaba bajo el techo de París a manos de un suizo que todavía no pensaba en sacar bandera blanca.

Lo más difícil ya estaba hecho”, pensaría el de Lausana. Le había movido, le había tocado la moral e incluso le había arañado un set. Pues no, aquello solamente era el principio del final. Esos principios de los que hablaba al comenzar este artículo en los que Djokovic dispara y luego pregunta. Tres juegos para el serbio y medio partido en el zurrón, las cosas ya estaban donde debían y no se volverían a mover. Una pena para el espectador que vio cómo un paseo se convertía en una lucha psicológica con la artillería más cualificada pero que acabó siendo un monólogo del mejor del mundo consigo mismo. Ni siquiera el rosco pudo evitar Wawrinka en un final de función que no hizo justicia con la pelea anterior.

Son quince los torneos disputados por Djokovic este curso habiendo alcanzado la final en los catorce últimos, una racha que ya es la tercera mejor de la Era Open (Federer encadenó 17 y Lendl 18). Se convierte en el primer hombre en disputar ocho finales de Masters 1000 en un solo curso y podría ser el primero en conquistar seis. Una corona le haría ponerse a la misma altura que las 58 cosechadas por Ilie Nastase, décima marca del tenis moderno, y en la final se cruzará con un viejo conocido, Andy Murray, a quien ha vencido en cinco de los seis duelos que han tenido este calendario. ¿Alguien piensa todavía en ver a este hombre perder un partido en lo que resta de 2015?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter