Las contradicciones del clan Nadal

Toni Nadal confirma la presencia de Rafa en Miami en una entrevista al diario ABC                                

Que existen dolores en la espalda. Que no existen. Que Rafa forzó para volver a las pistas antes de tiempo. Muchos son los comentarios lanzados desde el entorno de Nadal ante un problema evidente y es que el balear no está bien. Su entrenador Toni Nadal ha confirmado que Rafa irá a Miami. ¿Es una buena decisión?

El 'tito' Toni ha confesado que su sobrino estará en la cita de Miami en una entrevista al diario ABC. En las declaraciones afirma que Nadal tiene molestias en la espalda pero que "lo que le ha faltado ha sido continuidad en los entrenamientos y eso se nota en sus golpes. Ha fallado sobre todo con el drive y en la intensidad del impacto. Hay que darle más rápido a la bola y colocarse mejor".

Este discurso coincide con el emitido por el número 1 del mundo en rueda de prensa tras su derrota ante Dolgopolov. "¡Olvidad la espalda! Mi problema ha sido el drive y el revés". Pero los números no engañan y el porcentaje de puntos ganados con el segundo servicio (39% en su partido ante Stepanek y el 53% ante Dolgopolov) junto con las dobles faltas cometidas (9 en esos dos partidos) demuestran que existe un problema real.

Aún así, han confirmado al 100% su presencia en Miami. Esto no tiene otra lectura que intentar sumar puntos en su lucha por mantener el número 1 porque forzar la condición física de Rafa con el edema óseo que sufre no tiene otro sentido que conseguir el mayor número posible de puntos.

Para discutir si el clan Nadal ha tenido una buena idea en acudir a Miami, debemos irnos atrás no muy lejos en el tiempo. Marzo del año 2013, en concreto. Rafa Nadal consigue la victoria en Indian Wells, torneo al que acudió por probarse la rodilla y que acabó ganando. Tras acabar, Toni Nadal concede una entrevista a RTVE y comenta lo siguiente: "Rafael no va a acudir a Miami porque pensamos que un parón le vendrá bien a su rodilla de cara a preparar Montecarlo y la gira de tierra batida". Revelador.

En una planificación inteligente, decidieron no acudir a Miami y evitar un posible problema mayor en su maltrecha rodilla. Aquel entonces no pensaron en número 1. No pensaron en subir en el ranking. Se pensó en Rafael Nadal. Se pensó en su carrera.

Cosa que no están haciendo ahora. Cegados por mantener un número 1 unas semanas de más se exponen a perderse torneos importantes y acortar la carrera del español. Parece ser que los números obtenidos la temporada pasada con 2 Grand Slams y 5 Master 1000 conseguidos (entre otros títulos) no son prueba suficiente para planificar inteligentemente el calendario del mallorquín.

Tal y como explicamos hace dos días en esta misma página, Una web experta en asuntos médicos afirma que un edema óseo como el que tiene Nadal se cura con reposo. Este tipo de lesiones no desaparece en cuatro semanas, sino que podría seguir molestando varios meses exponiéndose el deportista a consecuencias mayores si no respeta este tiempo de reposo.

Entre tanto, Nadal y su entorno se contradicen. Mientras el propio Rafa tras su partido contra Stepanek afirmaba: "Temo más por hacerme más daño que por errar el saque", ahora Toni afirma que: "Existen unos problemillas en la espalda que espero vayan desapareciendo con el paso de las semanas".

En otra entrevista a RadioMarca, preguntado hace dos días sobre si Nadal debería descansar como el año anterior, Toni respondía: "No es lo mismo que el año pasado. Al perder prematuramente en Indian Wells tenemos una semana más de descanso para afrontar Miami".

Sea como sea, Rafa estará en la cita de Miami. ¿Si ha sido una buena idea? El tiempo lo dirá.

Comentarios recientes