Guillermo Olaso, cinco años de sanción por amaño de partidos

El bilbaíno, que recurrirá la sentencia al TAS, ya conoce la pena impuesta 

Guillermo Olaso ha sido sancionado con cinco años de inhabilitación y una multa de 25.000€ después de ser considerado culpable de haber violado los principios del programa de TIU (Tennis Integrity Unit), encargado de velar por la limpieza de procederes en el tenis, según un comunicado emitido por la propia institución.

Según la sanción establecida, que pasa a ser efectiva con efecto inmediato, Guillermo Olaso queda inhabilitado para competir en circuito profesional hasta la temporada 2018. El propio organismo establece que la pena podría ser reducida en 18 meses si el jugador asiste a un programa de rehabilitación anti-corrupción y abona la multa de 25.000 dólares.

El jugador, no obstante, está dispuesto a recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por considerar excesiva la sanción recibida.

Los cargos que se le atribuyen al jugador son los siguientes: "solicitar o aceptar dinero con el objeto de falicitar la comisión de un delito de corrupción", "influir en el desenlace o cualquier otro aspecto de un evento" y "no advertir a TIU tan pronto como fuera posible sobre comportamientos fraudulentos".

Según indica el propio jugador en un comunicado, la investigación de TIU se centra en un encuentro de la temporada 2010 correspondiente al Challenger de Astana. En la primera ronda de dicho torneo Guillermo Olaso perdió ante Danjil Braun, un tenista sin ranking, en dos mangas. Defiende el bilbaíno que el serbio David Savic, sancionado a perpetuidad desde 2011 por amaño de encuentros, le habría ofrecido 'arreglar' aquel partido. Un supuesto que Guillermo niega en último término.

A continuación reproducimos el comunicado emitido por el jugador:

Hoy 23 de diciembre del 2013 el árbitro Richard McLaren ha comunicado la decisión de imponerme una sanción en base al Uniform Tennis Anti-Corruption Program por un periodo de tres años y medio, un curso formativo contra la corrupción, y una multa de 25 mil dólares. Ante esta decisión debo aclarar:

Que en el año 2010 fui contactado por una organización delictiva rusa dedicada a cometer fraude en las apuestas deportivas. Su intermediario, el jugador serbio David Savic, me propuso arreglar el resultado del partido de primera ronda del Challenger de Astana contra Danjil Braun.

Ante este acercamiento no reaccioné debidamente y me vi envuelto en una situación muy comprometida que me llegó a provocar un cuadro de miedo y ansiedad que afectó gravemente a mi rendimiento deportivo.

Sin embargo, debo aclarar que no acepté la propuesta, que rechacé todo ofrecimiento de dinero, que no he arreglado en toda mi carrera el resultado de ningún partido de tenis, y que tras esa terrible experiencia he venido denunciando en múltiples ocasiones al Tennis Integrity Unit los acercamientos que he padecido. Debo animar además a todos los tenistas a denunciar inmediatamente estas situaciones, para evitar verse envueltos en situaciones como la que padecí en 2010.

Si bien la acusación había solicitado una sanción de por vida y 100 mil dólares de multa, considero que la sanción de tres años y medio y 25 mil dólares es todavía excesiva y desproporcionada, y será recurrida ante el Tribunal de Arbitraje Suizo, donde defenderé mi inocencia y mi derecho a continuar con mi carrera profesional.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes