Novak Djokovic: "De la guerra a Wimbledon" en "60 minutos" de la CBS

El carácter ganador del serbio se forjó en la Guerra de los Balcanes y tuvo 60 minutos en la BBC

 

Novak Djokovic, con un tratamiento como el que se merece, ha sido protagonista de uno de los programas de televisión más exitosos de Estados Unidos y el domingo por la noche se emitió un reportaje en la CBS en el programa “60 minutos” de Bob Simon. Allí, en una entrevista personal, se desarrollo todo el perfil del campeón serbio que habló sobre muchos de los conceptos que han hecho de él un campeón. Desde su formación con Jelena Gencic, el paso por la guerra, (el reportaje se titulaba “Desde la guerra hasta Wimbledon”, “From war to Wimbledon”), y habla de todo lo que marcó su carácter y su juego desde que era joven hasta llegar al número 1 del mundo, lo que llegó a anunciar en un programa de televisión cuando tenía 7 años. Habló de sus sueños y del lema de una conocida marca de ropa hecho realidad en primera persona “Nada es imposible”. Resumimos sus mejores frases y los mejores momentos del programa

El niño y la guerra

El reportaje estaba fundamentalmente basado en cómo está marcado el carácter de este campeón, en su formación, que inició con la ex tenista Jelena Gencic, que vio en él un talento natural. Desde muy joven, Gencic le dijo a sus padres que su hijo tenía un talento especial y que algún día sería número 1. El discurso se lo creyó plenamente Nole, que desde ya muy joven, con 7 años y apuntando muy alto, fue entrevistado en la televisión de su país y ya anunció con una ilimitada confianza en sus posibilidades: “Quiero ser número 1 del mundo”, anunció ante la incredulidad de los televidentes. 

Cómo durante los 2 ó 3 meses de bombardeos en 1999 en Belgrado se forjó el campeón. “Saqué las cosas positivas de vivir en guerra. No tenía que ir al colegio y podía jugar más al tenis… esto nos hizo estar más unidos (con respecto a su entrenadora y él). Me hizo tener más hambre, más hambre de éxito”, comentaba Nole en la entrevista de Bob Simon.

Como los sueños se convierten en realidad

Las adversidades pueden forjar el carácter de un campeón. En el caso de Djokovic se ve reflejado más claramente por la terrible Guerra de los Balcanes que él vivió como un niño. Antes de llegar a ser profesional, Nole tuvo que luchar contra muchas dificultades, pero éstas le hicieron más fuerte. Una vez ya como profesional ha tenido que seguir superando récords. Su proceso de madurez, coronado en 2011 con todos los éxitos encadenados, tres Grand Slams, el número 1 del mundo y su sueño desde niño, el título de Wimbledon.

“En mi caso, puedo sinceramente decir que Nada es Imposible. Cuando dije que sería número 1 del mundo y tenía 7 u 8 años, mucha gente se reía porque les parecía que tenía un uno por cien de posibilidades de conseguirlo. Pero lo he conseguido”, dijo el serbio.

Muchos deportistas de élite apuntaban grandes maneras cuando eran jóvenes. Pero en muchos casos este tipo de talentos se quedan por el camino. Para poder completar su formación y llegar al número en cualquier disciplina se necesita muchos años de entrenamiento. 

Wimbledon y el número 1

Novak Djokovic consiguió sus dos grandes objetivos cuando era un niño de manera consecutiva. Ganó Wimbledon y se convirtió en Londres en el número 1 del mundo. En la central del All England Club se sintió “como un paraíso. Fue como un sueño… Habías convertido los dos mejores goles de tu vida, tus sueños de ganar Wimbledon y convertirme en el número 1 en un par de días de margen. No podía pedir nada más”, añadió Nole.

Cuando Nole consiguió tanto el título de campeón de Wimbledon como el número 1, lo primero que quiso hacer fue dedicárselo a su “pueblo” y a continuación a su mentora y primera entrenadora, Jelena Gencic. Una de sus principales ilusiones era completar la vitrina donde la ex jugadora guardaba sus títulos y sumar aquel que nunca consiguió ni ella ni tantas otras ilustres raquetas del mundo del tenis. 

Serbia

Para Djokovic sus raíces y su país son muy importantes. Serbia y Belgrado son su pasado y su futuro. Le han forjado y él se siente tremendamente agradecido. Siempre habla de ser serbio como un orgullo. En la entrevista, Bob Simon le preguntó si sentía la presión de ser una especie de estandarte de Serbia. De hecho, el Presidente de Serbia, Boris Tadic, ha llegado a comentar alguna vez que Novak Djokovic es el mejor relaciones públicas del país, su mejor embajador. 

Ante tal responsabilidad Novak argumentó: “Es mucha responsabilidad y siento la presión”. Nole sabe que es un héroe nacional y un embajador de su país por el mundo. Para Djokovic, uno de los mejores recuerdos de su exitoso 2011 fue el momento en que celebró con todos sus compatriotas por el centro de Belgrado la consecución de Wimbledon y su llegada al número 1 del mundo: “Fue increíble que todo el mundo estuviera en las calles de Belgrado esperándome cuando gané Wimbledon. La gente estaba enloquecida en las calles”, argumentó. “No puedo pedir nada más”, aseguró el serbio. 

El polifacético Nole; Imitador

Otra de las características que Djokovic tiene dentro y fuera de las pistas es su excéntrica forma de ser. Nole es una persona muy extrovertida y divertida que le gusta pasárselo bien en todo momento. Antes de destacar como número 1 del mundo y, aunque su tenis siempre ha sido de gran nivel, Djokovic llamaba la atención por algunos de sus comportamientos pintorescos. Uno de ellos, concretamente el de las imitaciones, le llamaba poderosamente la atención a Bob Simon y habló acerca de parodiar e imitar a algunos de sus colegas, como Maria Sharapova o Rafael Nadal. Sin embargo Novak quiso quitarle hierro al asunto y dijo que lo hacía sin ánimo de ofender a nadie. “Tengo mucho respeto por ellos, no lo hice con ánimo de ofender”, concluyó. 

También se habló de su participación en la película "Mercenarios 2" o en los distintos actos publicitarios como modelo...

 

Comentarios recientes