Jabeur: "Siempre he querido ser la número uno del mundo"

La tunecina muestra su ambición tras convertirse en la primera mujer árabe en formar parte del top-10. "Ahora quiero más".

Ons Jabeur. Fuente: Getty
Ons Jabeur. Fuente: Getty

Consistencia, regularidad, constancia, armas para ganar a cualquiera y desparpajo para no tener miedo a las mejores. Éstas son varias de las cualidades que han llevado a Ons Jabeur a convertirse en una de las mejores jugadores de la temporada, un crecimiento sostenido que le ha permitido firmar un hito para todo el tenis árabe: ser la primera mujer en alcanzar el top-10. Ahora, Ons es la número #8 del mundo tras escalar hasta seis posiciones en la última actualización, un salto espectacular que se corresponde con el que su nivel ha vivido en los últimos meses. Pero el ser humano siempre quiere más, es inconformista por naturaleza, y Jabeur tiene muy claro que su camino hacia la élite no ha hecho más que empezar. Así lo expresa, de hecho, en una entrevista con Tennis.

"Llegar aquí es algo que siempre he querido, antes incluso de tener 16 años. Siempre he querido estar aquí y siempre he querido ser la número #1 del mundo. Sé que el top-10 es solo el comienzo. Sé que merezco este lugar desde hace bastante tiempo, porque he estado jugando muy bien. Ahora quiero demostrar que merezco estar aquí, que de verdad merezco estar entre las diez mejores del mundo", comentó con seguridad y confianza, la misma que desarrolla en pista y que se expresa a través de su tenis. Es, aún así, una experiencia vital a la que todavía está tratando de ajustarse: "Aprendo prácticamente cada día y trato de manejar todo. No es fácil, y, por desgracia, mucha gente no entiende lo complicado que es".

Jabeur hace referencia, sobre todo, a las complicaciones que derivan de haber nacido en un país como Túnez, relativamente huérfano de oportunidades y referentes para los jóvenes aficionados y practicantes del deporte. En este sentido, Ons siempre ha admitido que su camino ha sido algo más escabroso que el de otras jugadoras, pero ni mucho menos quiere dar ningún tipo de lástima por ello. "Probablemente todo el mundo haya tenido una carrera complicada, no digo que yo haya tenido la más difícil. Simplemente quiero demasiado hacer esto. Es mi sueño. No quería depender de un sponsor, de alguien que no tiene el más mínimo interés en el tenis o a quien ni siquiera le importa el deporte".

Un equipo de trabajo claro, siempre pensando en Túnez

Ons llegó a ser criticada por rodearse de las mismas caras de siempre en su país, contratando al antiguo capitán de Copa Davis como su entrenador principal. Si algo tiene claro Jabeur, sin embargo, es que está orgullosa de sus raíces y que, a la vez, no podría estar mejor rodeada. "Debo decir algo sobre mi equipo, porque hemos sido muy criticados, sobre todo en Túnez. Es doloroso ver hablar a gente que no sabe nada. Issam (Jelali, su entrenador mencionado) es un gran entrenador. Lo ha demostrado conmigo. No me importa qué hizo en el pasado o con qué jugador ha trabajado. Lo que me importa es lo que está haciendo conmigo. Estamos ganando, lo estamos haciendo bien. Quizás también estamos cometiendo errores, pero aprendemos: por fin encuentro mi felicidad, todos esos objetivos que quería durante mucho tiempo". A buen seguro que los está cumpliendo... y los que quedan por venir.

Comentarios recientes