Medvedev hace un ejercicio de supervivencia ante un Djokovic falto de chispa

El serbio pareció algo mermado por sus molestias en el codo y vio cómo un planteamiento táctico sublime del ruso daba la vuelta al partido.

Daniil Medvedev, finalista ATP Masters 1000 Cincinnati 2019. Foto: gettyimages
Daniil Medvedev, finalista ATP Masters 1000 Cincinnati 2019. Foto: gettyimages

Todo el que haya seguido de cerca el ATP Masters 1000 Cincinnati 2019 podía intuir que el partido entre Novak Djokovic y Daniil Medvedev era más que probable que se convirtiera en un ejercicio de supervivencia y no en el espectáculo que ambos están capacitados de ofrecer. Unas molestias en el codo por parte del serbio y el cansacio físico acumulado por el ruso se erigían en aspectos a tener en cuenta durante el partido y terminaron pudiendo ser una de las explicaciones del extraño encuentro que se pudo ver. La leyenda balcánica procuró tirar de oficio y mantenerse equilibrado, a sabiendas de que sería imposible dar el 100% de su rendimiento. Cuando parecía que acariciaba la victoria, Medvedev pareció percatarse de que si él estaba mal, su oponente no se encontraba mucho mejor. Corrigió aspectos tácticos, hizo de su juego una espiral de golpes definitivos y se aferró al servicio para dar la vuelta al partido y dejar al descubierto las incertidumbres en torno al estado físico de Djokovic. El resultado final fue de 3-6 6-3 6-3 en favor del ruso, en un resultado sorprendente y detrás del que puede haber causas y consecuencias importantes.

Y es que el ritmo del encuentro fue bajo desde el inicio. Ninguno de los dos parecía tener la intensidad necesaria para jugar a su mejor nivel. Los compases iniciales transcurrieron en una especie de pacto de no agresión que fue rota de manera abrupta por Djokovic en el sexto juego. Daniil no estaba leyendo el partido y se enfrascaba en pelotear sin fondo de pista, a pesar de verse claramente inferior. Djokovic escondía sus dudas con dejadas atinadas, solidez en sus tiros y una gran habilidad para sacar a su rival de la zona de confort por medio de ataques con margen y sublimes contrapiés. La primera manga cayó de su lado con la sensación de que lo que se veía en la pista era un placebo, una caricatura de lo que ambos podían dar.

Desde fuera, parecía evidente que si se le exigía más, Novak podía dejar ver sus dudas. Sin embarg, Medvedev no mostraba atisbos de esperanza. Pero todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. El ruso se escabulló de manera milagrosa del break en el segundo set e hizo severos ajustes tácticos que le llevaron a la dicotomía propia del mundo romano: muerte o gloria. Quitó ritmo al partido, se jugó muchos tiros y supo aferrarse al servicio como elemento a partir del cual construir la reacción. El amago de remontada fue suficiente para que Djokovic mostrara lo lejos que estaba de su mejor tenis y el ruso se creció. Hizo break en el octavo juego y certificó su triunfo parcial con energías renovadas.

Anárquico e impredecible hasta límites insospechados, como jugarse todos los segundos saques. Así jugó un Daniil que no utilizó eso como vía de escape a la frustración, sino como una táctica que denota su clarividencia e inteligencia emocional. Cerró la puerta de los contrapiés al serbio con una intensidad de piernas mayor y se puso con ventaja en el marcador del tercer parcial. Novak no era capaz de leer el servicio de su rival y bloqueaba constantemente la pelota, ante un Daniil que no por verse con ventaja, renunció a jugar al todo o nada y reducir al máximo los peloteos. La jugada maestra dio sus frutas, erigiéndose en uno de los ejercicios tácticos más notables de los últimos tiempos en el tenis. Cerró el partido sin tener que afrontar situaciones límites con su saque en el set definitivo e introduce elementos de duda de cara al US Open 2019 con este resultado. ¿Puede erigirse en un serio candidato al título? Y, por el lado de Novak Djokovic: ¿Podrá acudir con plenitud de garantías físicas al último Grand Slam del año? Solo el tiempo lo dirá. Por el momento, Daniil Medvedev luchará por levantar el título en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2019 frente a David Goffin.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter